Logo Vikidia.png
¡Quedándote en casa podemos prevenir la expansión del coronavirus!

Infórmate más aquí

Logo Vikidia.png

Aparato respiratorio

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Partes del aparato respiratorio humano.

El aparato respiratorio es el encargado de absorber el oxígeno que el cuerpo necesita y de eliminar el dióxido de carbono que se produce en todas las células del cuerpo.

La respiración se produce en tres pasos:

  • El primer paso en este proceso es respirar aire o inhalar. La inhalación significa llevar aire rico en oxígeno al cuerpo. La exhalación significa expulsar aire rico en dióxido de carbono del cuerpo.
  • El segundo paso es el intercambio de gases en los pulmones, donde el oxígeno entra en la sangre y el dióxido de carbono sale fuera de la sangre.
  • El tercer proceso es la respiración celular, que produce la energía química que necesitan las células del cuerpo y el dióxido de carbono. Finalmente, el dióxido de carbono de la respiración celular es expulsado del cuerpo desde los pulmones.

Formas de respiración

Los peces respiran por branquias, los anfibios respiran por la piel y por los pulmones simultáneamente, finalmente reptiles y mamíferos respiran por los pulmones.

Movimientos de entrada de aire a los pulmones (inspiración) y salida (espiración), en verde el músculo diafragma.

En los humanos

El hombre utiliza respiración pulmonar, su aparato respiratorio consta de: las vías respiratorias, los pulmones y los músculos respiratorios, que provocan el movimiento del aire tanto hacia adentro como hacia afuera del cuerpo.

  • Las vías respiratorias están formadas por la boca, las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los bronquiolos.
  • Los pulmones. En ellos se produce el intercambio de gases entre el O2 (oxígeno) y el CO2 (dióxido de carbono). Este intercambio permite al organismo obtener el gas principal para el mismo (oxígeno).
  • Los músculos respiratorios principales son el diafragma y los músculos intercostales externos.

Se debe tener cuidado con los peligros que implica la ventilación pulmonar ya que junto con el aire también entran partículas sólidas que puede obstruir y/o intoxicar al organismo. Las de mayor tamaño son atrapadas por los vellos y el material mucoso de la nariz y del tracto respiratorio, que luego son extraídas por el movimiento ciliar hasta que son tragadas, escupidas o estornudadas. A nivel bronquial, por carecer de cilios, se emplean macrófagos y fagocitos para la limpieza de partículas.