Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Batalla de Bailén

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
La Rendición de Bailén
Pierre Dupont de l'Étang

La Batalla de Bailén tuvo lugar el 19 de Julio de 1808. Bailén es una villa de la provincia de Jaen en la carretera general de Madrid a Andalucía. El ejército francés de unos 21 000 soldados al mando del general Pierre Dupont de l'Étang se enfrentó a otro español con unos 27 000 a las órdenes del general Castaños. Los españoles vencieron. Fue la primera derrota en campo abierto de las tropas de Napoleón.

Las dificultades de los franceses[editar · editar código]

A comienzos de Junio 1808, Dupont partió de Madrid para someter Andalucía y rescatar a la escuadra francesa que permanecía en Cádiz. Durante el viaje los franceses fueron acosados por bandoleros. La población hostil de Valdepeñas se levantó en armas el día 6. Una buena parte de las topas francesas tuvieron que retroceder hasta Toledo y después saquearon Córdoba el 8 de junio.

Dupont recibió la noticia de que la flota francesa en Cádiz se había rendido. Recibio tambien la noticia de que se estaba organizando un ejército para cortarle el paso. Por eso Dupont abandonó la ciudad y se retiró a Andújar, el 18 de junio. El 26, recibe otras tropas que habían derrotado a un contingente de voluntarios españoles en Despeñaperros, habiendo dejado un regimiento en La Carolina para proteger las comunicaciones con el centro de la Península.

La estrategia española[editar · editar código]

Placa en honor del General Teodoro Reding, en la Plaza de la Constitución de Málaga.

Castaños disponía de unos 12 000 hombres que debían atacar Andújar para detener a las tropas de Dupont. Los 8 000 hombres del marquès de Coupigny debían cruzar el Guadalquivir a la altura de Villanueva de la Reina. Los 10 000 hombres del ejercito de Granada al mando de Reding se dirigirían a Andujar a través de Mengibar. Esta población estababa defendida por los franceses, unos 2 000 hombres al mando del general Ligier-Belair.

En la madrugada del 14, la cabalería española hizo huir a la caballería francesa al otro lado del río Guadalquivir. Ante la amenaza de nuevos ataques, Ligier-Belair evacuó Mengibar y solicitó ayuda a Vedel. Vedel llegó al día siguiente a media mañana. La batalla se interrumpió. Pues Vedel abandonaría la posición y marcharía hacia Andújar para ayudar a Dupont. Castaños entonces se dirigió hacia Sierra Morena.

La batalla[editar · editar código]

El general Dupont envió una parte importante de sus fuerzas a La Carolina para proteger el paso hacia Madrid. Despues prefirió retroceder, buscando enlazar con las otras tropas francesas mandadas por los generales Vedel y Dufour, que venían en su ayuda. Al dirigirse con esa intención a Bailén el 18 de julio, se encontró con las tropas de Reding que salían de la ciudad.

Posiciones de las tropas

La batalla comenzó entre las tres y las cuatro de la madrugada. La vanguardia francesa alcanza el puente del Rumblar y a un kilómetro de distancia se encuentran con las posiciones españolas que fueron desalojadas sin dificultad. Pero cerca ya de Bailén, chocaron con algunas avanzadas españolas que cayeron concéntricamente sobre ellos y que les hicieron retroceder hasta el Rumblar de nuevo. Reding ordena el despliegue en forma de media luna a la salida de Bailén. Los españoles ocuparon las alturas para dominar todo el campo. Las fuerzas españoles rondan los 20 000 efectivos, y Dupont una cifra algo inferior.

Entre las cuatro y media y seis y media de la madrugada, el grueso de la columna francesa llega al Rumblar. Dupont ordena el avance de la caballería francesa. Avanza hasta la batería central española, pero fue rechazada por la infantería española.

De seis y media a ocho y media de la mañana, las fuerzas que presenta Dupont eran de unos 4500 hombres y unas diez piezas de artillería. Dupont no puede esperar a que Castaños le sorprenda. Así decide atacar aun estando en minoría, con el objetivo de romper el centro del ejército español y enlazar con Vedel. Cuatro columnas de ataque flanqueadas por la caballería de Dupré y Privé y apoyados por la artillería desde Cruz Blanca atacan. Los españoles avanzan por el ala derecha y por el ala izquierda. La caballería francesa provoca un precipitado repliegue español . Pero en el centro, la cabaleria española carga contra la infanteria francesa y la hace retroceder.

Retrato del general Francisco Javier Castaños (1758-1852

Entre las diez de la mañana y las una de la tarde, los combatientes sufrieron mucho. Hacía un intenso calor. Los franceses no tenían agua y los españoles recibían apoyo y agua de los habitantes de Bailén. Dupont decide un avance general de sus tropas contra el centro español pero fue frenado. Las tropas franceses sufren un daño muy considerable.

Dupont solicita la suspensión del combate y el regreso de sus tropas hacia Madrid. Reding acepta el fin de las hostilidades. Pero Reding espera a Castaños para discutir la condiciones. Castaños llegó à la dos de la tarde. Mientras duraron las negociaciones las tropas permanecieron en su posición.

Vedel y Dufour, con unos 9000 hombres, iniciaron desde La Carolina una muy lenta marcha hacia Bailén antes del inicio de la batalla. A las cinco de la tarde llegaron a Bailén. Al ver las tropas que Reding reforzó, Vedel ordena atacar. Pero llegó una orden escrita de Dupont del cese del combate. A las seis de la tarde la batalla había terminado. Unos 17 600 soldados franceses depusieron sus armas.

Los oficiales y militares de más alta graduación fueron llevados a Francia. Un grupo de unos 4.000 prisioneros fueron llevados a las Islas Canarias, donde terminaron rehaciendo su vida e integrándose. Unos 9.000 hombres fueron llevados a la isla de Cabrera situada al sur de la isla de Mallorca. No existía una cárcel propiamente dicha en la isla, sino que la propia isla "era" el cautiverio. Este cautiverio terminó en 1814 al firmarse la paz. Sólo sobrevivieron unas 3600 personas.

La victoria de Bailén tuvo mucha resonancia en todo Europa, por ser la primera derrota de las tropas de Napoleón. Su hermano, el rey José I Bonaparte abandonó Madrid el 30 de Julio. Napoleón tuvo que acudir a la península con un nuevo y numeroso ejército para consolidar su dominio.