Corteza terrestre

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar

La corteza terrestre es la capa rocosa externa de la Tierra. Es comparativamente fina, con un espesor que varía de 7 km, en el fondo oceánico, hasta 70 km en las zonas montañosas de los continentes.[1] Los elementos más abundantes de esta capa son el silicio, el oxígeno, el aluminio y el magnesio. Su temperatura asciende a medida que aumenta la profundidad.

Tipos de corteza terrestre[editar | editar código]

1: Corteza continental. 2: Océano. 3: Manto superior. 4: Corteza oceánica.

Existen dos tipos de corteza terrestre: la corteza oceánica y la corteza continental.

La corteza oceánica cubre aproximadamente el 75% de la superficie planetaria. Es más delgada que la continental. Los minerales más abundantes de esta capa son los piroxenos y los feldespatos y los elementos son el silicio, el oxígeno, el hierro y el magnesio.

La corteza continental es de naturaleza menos homogénea, ya que está formada por rocas con diversos orígenes. En ella predominan las rocas ígneas (como el granito por ejemplo) acompañadas de grandes masas de rocas metamórficas formadas por metamorfismo regional y extensamente recubiertas, salvo en los escudos, por sedimentarias muy variadas. Los minerales más abundantes de esta capa son los cuarzos, los feldespatos y las micas, y los elementos químicos más abundantes son el oxígeno (46,6%), el silicio (27,7%), el aluminio (8,1%), el hierro (5,0%), el calcio (3,6%), el sodio (2,8%), el potasio (2,6%) y el magnesio (2,1%).[1]

Notas[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 Tarbuck, E. J. & Lutgens, F. K. 2005. Ciencias de la Tierra, 8ª edición. Pearson Educación S. A., Madrid. ISBN 84-205-4400-0