Favicon Vikidia.png
¡Vikidia te necesita!Face-wink.svg
Corazón.svg

Actualmente tenemos 6472 artículos. ¡Anímate! Face-smile.svg a crear los artículos solicitados

Falacia

De Vikidia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Para la lógica, una falacia (del latín fallacia, que significa engañar) es un argumento (razonamiento) falso o incorrecto pero que parece ser verdadero o correcto. Por ser argumento, se compone de una o más premisas (afirmaciones) y una conclusión. Las falacias pueden ser formales o informales.

Falacias formales[editar · editar código]

Se cometen cuando la estructura del argumento no es correcta y por tanto la conclusión a la que se llega también es incorrecta. Un ejemplo puede ser:

  1. Premisa 1: Si Juan come helado, se enferma de gripe.
  2. Premisa 2: Juan se enfermó de gripe.
  3. Conclusión: Juan comió helado.

Esta es una falacia porque puede haber muchas otras razones por las cuales Juan se enfermó, y no necesariamente tuvo que haber comido helado. Puede ser que no haya comido helado, y se enfermó porque era invierno y no usó suéter, o tenía las defensas bajas, etc. Es una falacia formal porque el error está en la forma de razonar.

Falacias informales[editar · editar código]

Son las falacias en las que el error no está en la estructura de los argumentos sino en otros elementos. Muchos de ellos pretenden parecer verdaderos a partir de elementos psicológicos y no lógicos, como la intimidación, la amenaza, el insulto, etc. Se dividen en falacias de atingencia y de ambigüedad.

Falacias de atingencia[editar · editar código]

Se comete cuando la conexión entre las premisas y la conclusión no tiene nada qué ver con la lógica. Muchas veces, utiliza elementos psicológicos para intentar convencer de que sus argumentos son verdaderos. Las más comunes son:

  • Falacia ad hominem (en contra del hombre): consiste en hacer ver los defectos de una persona en vez de las fallas en lo que dice, y pretender así demostrar que sus argumentos son incorrectos. Por ejemplo: mi médico dice que tengo que hacer más ejercicio, pero él pesa más que yo, entonces no necesito el ejercicio. El error de esta falacia está en que aunque el médico esté gordo, eso no significa que no tenga razón.
  • Falacia ad baculum (por la fuerza): se comete cuando se hace uso de la fuerza o la amenaza para lograr que alguien concuerde con nuestros argumentos. Por ejemplo: puedo tener vacaciones cuando quiera porque soy el jefe de esta empresa, y el empleado que no esté de acuerdo será despedido. El error de esta falacia está en que obligar a los empleados a estar de acuerdo con él, no hace que él esté en lo correcto.
  • Falacia ad ignorantiam (por ignorancia): ocurre cuando se quiere establecer que algo es verdadero solo porque no se puede demostrar que es falso; o al contrario, querer decir que algo es falso porque no se puede demostrar que sea verdadero. Por ejemplo: nadie ha demostrado que los vampiros no existan, eso quiere decir que los vampiros viven ocultos entre nosotros. El error de esta falacia está en que aunque no se pueda demostrar que los vampiros no existan, eso no significa que existan en realidad.
  • Falacia ad misericordiam (por misericordia): consiste en tratar de convencer a través de los sentimientos de las personas, normalmente lástima o piedad. Por ejemplo: donar dinero a la perrera de la ciudad es buena idea, porque los perritos de ahí tienen muchas necesidades, pasan hambre y frío, pobrecitos. El error de este argumento es que aunque los perritos tengan muchas necesidades, eso no significa que sea buena idea donar dinero a la perrera de la ciudad, porque quizá haya otras necesidades más urgentes.
  • Falacia ad populum (hacia el pueblo): es tratar de demostrar que un argumento es verdad solo porque la mayoría piense lo mismo. Por ejemplo: muchos de mis amigos piensan que la televisión es el mejor invento del mundo, por eso todos debemos tener una en casa. El error de este argumento es pensar que porque muchos de sus amigos crean que la televisión es el mejor invento, eso la convierte automáticamente en el mejor invento de verdad.
  • Falacia ad verecundiam (de autoridad): es decir que algo es verdadero solo porque lo dijo una persona famosa o de autoridad en el tema. Por ejemplo: mi maestra de matemáticas me dijo que no hay figuras geométricas de menos de cuatro lados. El error de este argumento está en creer que no existen esas figuras geométricas solo porque lo dijo la maestra.
  • Post hoc ergo propter hoc (causa falsa): es suponer que un hecho causa otro solo porque ocurre después que el primero. Por ejemplo: me dolía mucho la cabeza, pero caminé de puntillas y se me quitó, así que debe ser que caminar de puntillas quita el dolor de cabeza. El error de esta falacia es pensar que caminar de puntillas causó que se le quitara el dolor de cabeza, cuando en realidad pudo ser otra causa.