Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Gripe

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Diagrama de los síntomas principales de la gripe

La gripe (cuya denominación médica es “influenza”) es una enfermedad respiratoria causada por un virus.

Los síntomas incluyen: fiebre alta, que puede llegar a los 40°C, garganta irritada, tos, dolor de cabeza, articulaciones y músculos y cansancio. Estos síntomas duran, por lo general, una semana y dejan una fatiga que persiste durante una o dos semanas más.

La complicación más seria de la gripe es la neumonía. Aunque esta complicación es poco probable en adultos sanos, el riesgo es mayor para algunos grupos de población como niños muy pequeños, ancianos y aquellos con el sistema inmunológico deprimido.

Contagio[editar · editar código]

El virus de la gripe es muy contagioso y una vez infectados se tardan dos o tres días en tener síntomas, lo que le da la oportunidad de propagarse.

Los virus se contagian por el aire o por contacto directo. Nos podemos infectar al inhalar el virus en el aire expulsado por personas infectadas al toser o estornudar. También al tocar un objeto que ha sido manipulado por una persona infectada, como el pomo de una puerta, un teléfono... Si después nos tocamos la boca o la nariz, estamos abriendo la puerta al virus para que penetre en nuestro cuerpo.

Defensa[editar · editar código]

Normalmente nuestro sistema inmunológico es capaz de protegernos de los microorganismos invasores reconociendo al invasor, en este caso un virus de la gripe, y creando un anticuerpo del virus, pero los virus de la gripe son capaces de cambiar sus características con rapidez (mutar) y evadir de este modo la vigilancia de nuestro sistema inmunológico. Una vez en el cuerpo el virus se multiplica.

El modo de prevenir la gripe es mediante la vacunación de la población de riesgo, aunque la vacunación no garantiza que no se vaya a contraer la enfermedad, pues la vacuna es efectiva contra algunas formas del virus pero no contra todas, y puede haber mutaciones de los virus que la hagan ineficaz.

Para evitar el contagio es muy importante lavarse las manos frecuentemente y con jabón, sobre todo después de haber estado en lugares públicos o después de haber dado la mano a alguien. También debemos evitar el contacto cercano con personas que padezcan resfriado o gripe.

Debemos usar pañuelos desechables de papel para tapar la nariz al estornudar, o toser y echarlo a la basura a continuación.

Referencias[editar · editar código]