Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Heráclito

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Un dibujo de Heráclito

Heráclito de Éfeso fue un filósofo griego. Pertenece a la categoría de los filósofos presocráticos o filósofos naturalistas. Nació hacia el año 540 y murió hacia el 480 a.C. De sus escritos sólo se han conservado unos ochenta fragmentos que muestran una filosofía escrita de forma complicada. Muchos le llamaban también Heráclito el Oscuro por lo difícil que era comprender lo que escribía.

Pensamiento[editar · editar código]

Heráclito busca explicar el origen de la naturaleza. Para eso él confia en sus sentidos y la razón y reflexiona principalmente en tres puntos: el cambio, el fuego y el logos.

El cambio[editar · editar código]

A diferencia de Parménides, Heráclito afirmaba que "todo cambia" (escrito en griego: Πάντα ῥεῖ, panta rei), es decir, todo en la naturaleza pasa del ser al no-ser. Nada de lo que existe es, al momento siguiente, igual a como era antes. Por ejemplo, cuando una persona muere pasa de ser viva a no-ser viva; o al quemar leña, pasa de ser leña a no-ser leña, se convierte en cenizas. No puede existir nada que pueda considerarse permanente, ni en el mundo ni en nosotros mismos. Por eso, Heráclito pensó que la ley suprema de la naturaleza que podía explicar todo lo demás era el cambio, que él llama devenir.

El devenir para Heráclito era una ley divina que estaba en la naturaleza, era eterna y universal, que se percibe con los sentidos pero se ha de reflexionar con la razón. Éste devenir consistía en una contradicción (que después será llamada dialéctica) natural entre el ser y el no-ser, que hacía que las cosas pasaran de uno a otro. Heráclito también dice que las contradicciones propias del devenir son las que nos permiten entender la realidad: no podríamos entender qué es el frío si no hubiera también calor, ni podríamos entender la oscuridad si no hubiera luz, la paz si no hubiera guerra o la salud si no hubiera enfermedad. Si no hubiera estas contradicciones, el mundo dejaría de existir porque no habría cambio.

El fuego[editar · editar código]

Para Heráclito, el elemento que mejor representa el cambio es el fuego. El fuego siempre se mantiene en movimiento y hace que el resto de cosas cambien, por ejemplo cuando convierte el papel en ceniza. Así, el fuego es el causante de este devenir. Según él, el mundo siempre fue, es y será fuego. Las cosas que existen salen del fuego y tarde o temprano regresan a él.

El logos[editar · editar código]

Bibliografía[editar · editar código]

  • Bohmer, Otto A. (1997). Diccionario de Sofía. Barcelona: Ediciones B., Grupo Zeta. ISBN: 84-406-7885-1.
  • Gambra, Rafael (1961). Historia sencilla de la filosofía. Madrid: Ediciones Rialp. ISBN: 84-321-0282-2.
  • Gaarder, Jostein (1991). El mundo de Sofía. México: Grupo Editorial Patria. ISBN: 978-607-438-398-0.