Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Historia de España

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar

Prehistoria[editar · editar código]

Paleolítico[editar · editar código]

Yacimiento de Atapuerca.

La presencia de los primeros pobladores de la Península ibérica es muy antigua, aproximadamente data de hace unos 800.000 de años como mínimo. No obstante esta fecha está en disputa, debido a los nuevos descubrimientos. [1]

Los restos humanos más antiguos se han hallado en los yacimientos de Atapuerca, en la provincia de Burgos, que han demostrado que la presencia humana en Europa se remonta a menos de un millón de años. En los yacimientos de Atapuerca se han podido encontrar restos del homínido Homo antecessor, además de sus herramientas y restos de campamentos en los que vivía.

Posterior al Homo Antecessor, la península ibérica estuvo habitada por una nueve especie de homínido, el Homo neanderthalensis. Estos, dejaron de vivir en campamentos al aire libre y se establecieron en cuevas y abrigos. Además, sus herramientas dejaron de ser muy toscas y se fueron perfeccionando las técnicas.

En la última etapa del paleolítico, se incorporaron nuevos materiales como el hueso y el asta, además de que aparecieron las primeras muestras de arte. Estos avances ocurrieron ya con el Homo sapiens sapiens.

Pinturas rupestres[editar · editar código]

La Península Ibérica es muy rica en arte rupestre y hay varias pinturas dentro de dicha península. Existen dos zonas diferenciadas según el tipo de arte rupestre. Estas zonas son:

  • Arte rupestre franco-cantábrico. Propio de la zona cantábrica. Se caracteriza por los colores vivos y la representación naturalista. Destaca la cueva de Altamira, en Cantabria
  • Arte rupestre levantino: Propio de la zona mediterránea o levantina, y caracterizado por una técnica más esquemática y pintadas con tan solo un color. Destacan varias, como las pinturas rupestres del Abric dels Cavalls, en Castellón.

Neolítico[editar · editar código]

Los yacimientos más antiguos de las comunidades neolíticas, aparecidas en la península hacia el VI milenio a.C, se encuentran en la costa mediterránea y son caracterizadas por la cerámica cardial y por el desarrollo del megalitismo.

Edad de los Metales[editar · editar código]

En esta época, destacan en la península ibérica varias culturas:

  • Los Millares: Data del III milenio a.C., caracterizada por la extensión de la metalurgia del cobre y originada en Almería.
  • El Argar: Data del II milenio a.C., caracterizado por el desarrollo de la metalurgia del bronce, con enterramientos individuales y casas de piedra y adobe y también originada en Almería.

La Edad del Hierro se inició en el I milenio a.C. con la llegada de pueblos colonizadores a la Península, que eran los fenicios, los griegos, los cartagineses y los celtas.

Hispania Romana y prerromana[editar · editar código]

Colonizaciones[editar · editar código]

Colonias griegas y fenicias de la Península ibérica.

A principios del I milencio a.C, una serie de pueblos penetraron en la Península ibérica estableciendo colonias. Entre ellos, se encuentran:

  • Fenicios: Eran un pueblo proveniente de ciudades como Tiro, Sidón, situado en la antigua Fenincia y actual Líbano. Los fenicios se caracterizaban por ser unos comerciantes y navegantes muy activos y poderosos. Los fenicios, además de establecer colonias en la Península ibérica, como Gadir o Malaca, también fundó colonias en el norte de África, como Cartago.
  • Griegos: En el siglo VII a.C., los griegos establecieron diversas colonias en la costa Mediterránea de la Península ibérica. Entre esas colonias podemos encontrar Rhode, Mainake, Hemeroskopeion y Emporion. En ellas, los griegos instauraron un próspero comercio con los pueblos indígenas autóctonos, como los tartessos y los íberos, con los que comerciaban metales como plata, oro, cobre y estaño.
Además, cabe destacar que el contacto de los griegos con estos pueblos supuso para los pueblos autóctonos grandes avances, entre ellos, la difusión de la vid y el olivo, símbolo de la cultura mediterránea, la introducción de la escritura y la moneda, así como de nuevas técnicas, como la metalurgia de hierro o el torno cerámico.
  • Cartagineses: La expansión cartaginesa, en un inicio colonia fenicia, por la Península ibérica, tuvo lugar a partir del siglo VI a.C. Esta colonización cartaginesa se caracterizó por la rivalidad que mantenían con los griegos por el control de la costa peninsular. Con el control cartaginés de Ebussus, cerraron el paso de los griegos, permitiéndoles únicamente concentrarse en el Noreste peninsular.
Asimismo, a partir del siglo III a.C., la intención de los cartagineses a conquistar el Sur peninsular dio lugar a enfrentamientos con Roma, ocasionado las Guerras Púnicas.

Referencias[editar · editar código]