Logo Vikidia.png
¡Te cuidas, me cuido!
Juntos podemos prevenir el COVID-19

Infórmate más aquí

Logo Vikidia.png

Imprenta

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Imprenta moderna en Leipzig

La imprenta es un sistema que consigue reproducir texto o imágenes sobre una superficie determinada, generalmente papel. En sus inicios, la impresión se realizaba de forma mecánica, usando unos bloques de metal llamados tipos a los que se les untaba tinta, para luego presionarlos contra el papel en el que se quisiese imprimir. En la actualidad se han desarrollado diversos métodos de impresión más rápidos y eficaces, como la serigrafía, la xerografía la impresión offset y la impresión digital.

Historia[editar · editar código]

La imprenta fue desarrollada tanto en China como en Europa. Se sabe que los chinos pueden imprimir libros desde el siglo IX. El primer libro impreso conservado es el Sutra del Diamante, hallado en una cueva de Dunhuang. Fue impreso el 11 de mayo de 869. En Europa, la imprenta fue creada por Johannes Gutenberg en 1453, un alemán del pueblo de Maguncia. Para ello, Gutenberg creó unos bloques de plomo en los cuales se tallaba una letra de forma invertida, llamadas tipos. Eran necesarios tantos tipos como letras se quisieran imprimir. Al momento de hacer una impresión, se ordenaban los tipos necesarios en una prensa, sobre la hoja a imprimir. Por último, se colocaba tinta en los tipos. Por medio de ese procedimiento, se podían imprimir muchas copias, añadiendo más tinta y papel cuando fuese necesario.

La imprenta china usaba tablas de madera talladas con las que se imprimía en un papel de arroz. Más tarde, Bi Sheng creó una imprenta que usaba tipos de porcelana, que fue mejorada por artesanos de Corea, usando tipos de metal. Sin embargo, el invento no tuvo mucha repercusión tanto en China como en el resto del mundo.

Los primeros libros impresos por Gutenberg son llamados «incunables». El primer libro impreso a gran escala fue la Biblia de Gutenberg, después de haber hecho un ensayo imprimiendo el Misal de Constanza en 1449.

El invento se propagó rápidamente por Europa, y facilitó enormemente la creación de libros. A pesar su importancia, la imprenta prácticamente permaneció igual hasta 1885, cuando Ottmar Mergenthaler desarrolló la linotipia.

Referencias[editar · editar código]