Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Sistema inmunológico

De Vikidia
(Redirigido desde «Inmunidad»)
Saltar a: navegación, buscar
Un linfocito (célula importante del sistema inmunitario), visto por un microscopio electrónico de barrido.

El sistema inmune es el conjunto de tejidos que trabajan juntos para resistir las infecciones. Algunos de los mecanismos inmunes ayudan a un organismo a identificar un patógeno y neutralizar su amenaza.

El sistema inmune adaptativo puede detectar e identificar muchos tipos diferentes de agentes patógenos. Los ejemplos son virus, bacterias y parásitos. El sistema inmune puede detectar una diferencia entre las propias células o tejidos sanos del cuerpo y las células "extrañas". Detectar un intruso que nos causa enfermedades es complicado, porque los intrusos pueden evolucionar y adaptarse para que el sistema inmunitario ya no los detecte.

Una vez que se detecta una célula o proteína extrañas, el sistema inmunitario crea anticuerpos para combatir a los intrusos y envía células especiales ("fagocitos") para ingerirlos.

Sistema inmune innato[editar · editar código]

Incluso organismos unicelulares simples como las bacterias poseen sistemas enzimáticos que los protegen contra las infecciones virales. Otros mecanismos inmunes básicos aparecieron en formas de vida antiguas y permanecen en sus descendientes modernos, como las plantas y los insectos.

El sistema innato más simple es la pared o barrera de la celda en el exterior para detener la entrada de intrusos. Por ejemplo, la piel detiene la entrada de la mayoría de las bacterias externas.

Sistema inmune adaptativo[editar · editar código]

Los vertebrados, incluidos los humanos, tienen otro mecanismos de defensa que es el sistema inmune adaptativo y que solo se encuentra en los vertebrados. [1]

La respuesta inmune adaptativa proporciona al sistema inmunitario de vertebrados la capacidad de reconocer y recordar patógenos específicos. El sistema produce ataques más fuertes cada vez que se encuentra el mismo patógeno. Es adaptativo, porque el sistema inmune del cuerpo se prepara para las enfermedades futuras.

El sistema inmunitario típico de los vertebrados consiste en muchos tipos de proteínas, células, órganos y tejidos que interactúan en una red compleja y en constante cambio. Esta inmunidad adquirida crea una especie de "memoria inmunológica".

El proceso de inmunidad adquirida es la base de la vacunación. La respuesta primaria puede tardar de 2 días a 2 semanas en desarrollarse. Después de que el cuerpo gana inmunidad frente a cierto patógeno, si la infección por ese patógeno ocurre nuevamente, la respuesta inmune se llama respuesta secundaria.

Trastornos autoinmunes[editar · editar código]

En algunos organismos, a veces el sistema inmune crea sus propios problemas, llamados trastornos. Estos dan como resultado otras enfermedades, como enfermedades autoinmunes, enfermedades inflamatorias y posiblemente incluso cáncer. Las enfermedades de inmunodeficiencia ocurren cuando el sistema inmunitario está menos activo de lo normal. La inmunodeficiencia puede ser el resultado de una enfermedad genética (heredada) o una infección, como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), que es causada por el retrovirus VIH u otras causas.

Por el contrario, las enfermedades autoinmunes son el resultado de un sistema inmune que ataca los tejidos normales como si fueran organismos extraños. Las enfermedades autoinmunes comunes incluyen la tiroiditis de Hashimoto, artritis reumatoide, diabetes tipo 1 y lupus eritematoso.

La inmunología es el estudio de todos los aspectos del sistema inmune. Es muy importante para la salud y las enfermedades.

Historia de la inmunología[editar · editar código]

La inmunología es una parte científica de la medicina que estudia las causas de la inmunidad a las enfermedades. Durante muchos siglos las personas se dieron cuenta de que quienes se recuperaban de algunas enfermedades infecciosas no contraían esa enfermedad por segunda vez.

En el siglo XVIII, Pierre Louis Maupertuis hizo experimentos con veneno de escorpión y vio que ciertos perros y ratones eran inmunes a este veneno. Esta y otras observaciones de la inmunidad adquirida llevaron a Luis Pasteur (1822-1895) a desarrollar la vacunación y la teoría de los gérmenes de la enfermedad. La teoría de Pasteur estaba en oposición directa a las teorías contemporáneas de la enfermedad, como la teoría del miasma. No fue hasta las pruebas que Robert Koch (1843-1910) publicó en 1891 (por las que recibió un Premio Nobel en 1905) cuando se confirmaron los microorganismos como la causa de las enfermedades infecciosas. Los virus se confirmaron como patógenos humanos en 1901, cuando Walter Reed (1851-1902) descubrió el virus de la fiebre amarilla.

Referencias[editar · editar código]