Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Máquina de vapor

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Máquina de vapor en la acción. A la izquierda (rosa), el vapor es admitido en el cilindro. Un tirador móvil permite la admisión de vapor de forma alternativa a ambos lados del pistón. El pistón acaba en una biela, a su vez conectada a una rueda. El movimiento del pistón crea un movimiento rectilíneo hacia atrás y adelante de forma continua. Mediante un mecanismo de biela-manivela, el movimiento lineal alternativo del pistón del cilindro se transforma en un movimiento de rotación que pone la rueda en acción. El vapor sale del cilindro a través de válvulas que se abren y se cierran alternativamente. El vapor enfriado se dirige a la caldera y el circuito comienza de nuevo.

Una máquina de vapor es un motor de combustión externa que transforma la energía térmica de una cantidad de agua en energía mecánica. En esencia, el ciclo de trabajo se realiza en dos etapas:

  1. Se genera vapor de agua por calentamiento en una caldera cerrada, lo cual produce la expansión del volumen de un cilindro empujando un pistón. Mediante un mecanismo de biela-manivela, el movimiento lineal alternativo del pistón del cilindro se transforma en un movimiento de rotación que acciona, por ejemplo, las ruedas de una locomotora o el rotor de un generador eléctrico. Una vez alcanzado el final de carrera el émbolo retorna a su posición inicial y expulsa el vapor de agua.
  2. El vapor a presión se controla mediante una serie de válvulas de entrada y salida que regulan la renovación de la carga; es decir, los flujos del vapor hacia y desde el cilindro.

El motor o máquina de vapor se utilizó extensamente durante la Revolución Industrial, en cuyo desarrollo tuvo un papel relevante para mover máquinas y aparatos tan diversos como bombas, locomotoras, motores marinos, etc.

Historia[editar · editar código]

Fue en 1769 cuando James Watt inventó la máquina de vapor. La utilizó principalmente para las bombas de agua que sacaban la que se filtraba en las minas. Luego se extendió su uso en el siglo XIX, ya que sirvió como fuerza motriz en las fábricas. También sirvieron como motores para locomotoras, barcos de vapor y los primeros coches.

En el siglo XIX la máquina de vapor fue usada como motor en las fábricas. En las fábricas de hilado y tejidos accionaba los telares, pero también en la forja en los que accionaba enormes martillos pilones. En el siglo XX, estas máquinas de vapor fueron gradualmente reemplazados por motores eléctricos potentes.

Notas[editar · editar código]