Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Materia

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Diagrama de los cambios de estado entre los estados sólido, líquido y gaseoso.

La materia es todo aquello que ocupa un lugar en el espacio.

Propiedades de la materia[editar · editar código]

Cada una de las formas en que se presenta la materia en la naturaleza tiene una serie de propiedades, las físicas que caracterizan su aspecto observable: masa, volumen, color, entre otras. Pero, además, las sustancias poseen propiedades químicas, que son responsables de que ocurran profundos cambios que incluso llegan a alterar su naturaleza íntima. La transformación de las sustancias es el resultado de procesos denominados reacciones químicas.

Los avances registrados en el estudio de las propiedades químicas de las sustancias y de sus aplicaciones demuestran la capacidad de progreso del hombre.

Propiedad cuantitativa y cualitativa[editar · editar código]

Las propiedades cuantitativas de la materia se valoran con un número y una unidad. Por ejemplo si queremos atribuir a algo que tiene masa de 20 gramos y una temperatura de 18 ºC. Mientras tanto, las propiedades cualitativas se describen con palabras, por ejemplo cuando algo es blando, de color rojo, etc.

Propiedad extensiva e intensiva[editar · editar código]

Las propiedades extensivas son aquellas que dependen del tamaño del objeto como la masa o la longitud, mientras que las propiedades intensivas no dependen del tamaño, como el color o la densidad

Propiedad general y característica[editar · editar código]

Las propiedades generales son aquellas que están presentes en cualquier materia y pueden tener cualquier valor, como la masa, volumen o la temperatura. No permiten identificar la materia. Y por otro lado, están las propiedades características o específicas que son las que tienen un valor propio y característico por cada tipo de materia, lo que permite identificarla. Su valor no depende de la cantidad, como la densidad o la dureza

Estados de la materia[editar · editar código]

La materia existe en tres formas, llamadas estados de la materia, que son: sólido, líquido y gaseoso.

Estado Ejemplo Moléculas Características
Sólido hielo Las moléculas están juntas, unidas en un patrón rígido, Prácticamente no pueden moverse. Por las características de las moléculas, un objeto sólido permanece con el mismo volumen y no cambia su forma.
Líquido Agua Las moléculas continúan estando cerca pero no están unidas unas con otras. Se pueden mover. Por las características de las moléculas, los líquidos pueden cambiar de forma y fluir, aunque al igual que un sólido, conserva el mismo volumen.
Gaseoso vapor de agua Las moléculas pueden moverse cerca o lejos unas de otras. Por las características de las moléculas, un gas también puede agrandarse o achicarse, para rellenar el envase en el que está contenido.

Por ejemplo, el agua, en estado sólido se llama «hielo» o «nieve», en estado líquido «agua» y en estado gaseoso «vapor de agua» o «vapor».

Cambios de estado[editar · editar código]

La materia pasa de un estado a afectada por la temperatura (o, a veces por la presión).

Mediante el calentamiento de un sólido, se obtiene un líquido, es la fusión.

Al calentar ese líquido, se obtiene un gas, es la evaporación

Enfriando un gas, se obtiene un líquido, es la condensación.

Enfriando ese líquido, se obtiene un sólido, es la solidificación.

Estado composición y densidad[editar · editar código]

Una de las principales propiedades de la materia es su estado: sólido, líquido y gaseoso. Otra propiedad es la clase de átomos de los que está compuesta. Cada clase de sustancia pura, como el hierro, el carbono, el oxígeno o el azufre, posee una clase diferente de átomos, conocido como elemento químico.

Una tercera propiedad de la materia es la densidad, que es la cantidad de materia en un determinado sitio o volumen. Cuanta más materia hay dentro de un cierto volumen, más densa o pesada será la sustancia o el objeto. Las sustancias densas, como el hierro poseen muchos átomos grandes que están ubicados cerca unos de otros. La densidad es importante porque determina que las cosas floten o se hundan. Si un objeto es más denso que el agua, se hunde, y si es menos denso, flota. Si se utiliza el hierro para fabricar el casco de un buque, su forma contiene mucho aire, que posee una densidad muy baja y que es extremadamente liviano. La densidad conjunta del hierro más el aire es menor que la densidad del agua. Esto permite que el buque flote.