Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Meditación

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Mujer meditando en la montaña.

La meditación es una práctica ancestral, que consiste en observar los pensamientos sin sentirse identificado con ellos, de manera que el individuo se convierte en el observador, percibe su propia existencia. Es entonces cuando se comprende que los pensamientos son contenido mental, mientras que el individuo es la conciencia que los genera. También es posible desidentificarse de las emociones.

La meditación disminuye la actividad mental, indirectamente. Al meditar, el cerebro se hace consciente del gasto que hace al producir pensamientos, y tras esto, él mismo trata de detenerlos. Es entonces que la meditación no se realiza, sino que se favorece a que suceda. La meditación no se trata de resistir los pensamientos, pues sería oponerse a los instintos innatos. Muchas veces no se necesita una preparación antes de meditar, simplemente sucede, incluso dentro del ámbito cotidiano.

A pesar de que se trate de algo espiritual, la meditación no es necesariamente religiosa. Esto puede ser en visto en religiones occidentales, donde no hay mención al respecto. Aún así, existen religiones que popularizaron la meditación, principalmente orientales, tales como el hinduismo, el budismo, etc.

De esta práctica se obtiene mucha relajación. También sirve para obtener soluciones ante problemas, brindar claridad.

Características[editar · editar código]

Estatua de Buda, uno de los mayores propulsores de la meditación.

La meditación está asociada a:

  • La concentración en el momento presente: popularmente, se lleva la atención a la respiración para hacerlo, aunque también es posible concentrarse a través de otras formas.
  • La falta de pensamientos: un estado de meditación en toda su plenitud permite que no haya ni un solo pensamiento, lo que podría ser descrito como "dejar la mente en blanco".
  • La conexión con Dios: en muchas religiones, se relata que la nada es Dios. Al meditar se reconoce la propia existencia, la cual no puede ser descrita mentalmente, por lo tanto, se experimenta estar en la nada (o ser la nada).

La meditación está fuertemente relacionada al ego, pues son totalmente contrarios. La meditación reduce su importancia, a tal punto que llegue a ser secundario. Existen debates sobre si se debe de abandonar el ego, pues se cree que es un obstáculo para experimentar la vida. Sin embargo, también se cree que tan solo se debe dominar, de manera que no pueda provocarnos sufrimiento, y así darle preferencia a la conciencia.

La meditación es asociada con el tercer ojo, con los chakras, y con prácticas que tratan de trabajar con la energía.

Origen[editar · editar código]

La palabra "meditación" proviene del latín (meditatio). En concreto, significa pensar acerca de algo detenidamente, también muy parecido a reflexionar. Por esto mismo, de la meditación se obtienen soluciones.

Lo primero relatado sobre la meditación, procede de la India, cerca del año 1500 a.C. Los secretos de la iluminación eran transmitidos de maestros a aprendices, en forma de cantos o poemas. Se desconoce el origen de la meditación budista

La meditación, al ser algo que sucede, puede ser muy antiguo, más aún cuando se trata de algo tan básico como la propia existencia de un individuo. Esto es frecuentemente relacionado con el alma, a la que también se le llama la conciencia.

Métodos de meditación[editar · editar código]

Monje budista en postura de meditación, la cual sirve para mantener mejor la atención.

Existen métodos para meditar según la tradición, cuya mayoría son tópicos. Uno de los más comunes es la postura, y la más frecuente es la de estar sentado con la espalda recta, con las piernas cruzadas. Originalmente, colocarse de esta forma era para mantener mejor atención, pero se puede meditar en cualquier posición.

También existen métodos mientras se hace la meditación. Llevar la atención a la respiración es el más popular, pero también es posible mediante el enfoque de la mirada a un objeto, o mediante recitar palabras en la mente.

La concentración a través de visualizar imágenes (y mantener la atención en ellas) también es posible. Esto se relaciona a las meditaciones de visualización, cuyo objetivo son el de manifestar algo, ya sea un estado de ánimo, trabajar con la ley de atracción, abrir chakras, etc.

Efectos y beneficios en el cuerpo[editar · editar código]

La meditación no solo otorga relajación y concentración. Existen estudios acerca de los beneficios exactos de la meditación, y de qué sucede mientras se medita. La mente no deja de funcionar mientras se medita, en realidad es ignorada para darle preferencia a la conciencia, mientras que la mente trabaja en segundo plano, de manera mucho más liviana y relajada.

Puede influir sobre la inteligencia emocional [1]. Reduce los sentimientos de depresión, ansiedad [2], estrés, pánico social [3], soledad [4], y otros, mientras que incrementa la empatía y compasión hacia los demás [5], aunque todas estas sean cualidades que pueden desarrollarse aparte. Mejora la fuerza de voluntad y el procesamiento de información en la toma decisiones. Aumenta la creatividad. Incrementa la memoria.

El sistema nervioso se ve afectado ante un estado de meditación, pues aumenta el rendimiento del sistema inmunológico [6]. También es capaz de reducir el tiempo de sueño necesario para el descanso [7]. También afecta al corazón, reduciendo el riesgo de problemas cardiovasculares.

En la mente, es capaz de acelerar la neuroplasticidad, aumentar la materia gris y tamaño del cerebro [8], y mostrar resistencia ante enfermedades mentales. Incrementa la habilidad psicomotora. Ayuda al correcto uso del glucógeno (energía cerebral).

Reduce desórdenes inflamatorios, reduce el dolor e inflamación a nivel celular [9].

Véase también[editar · editar código]

Referencias[editar · editar código]