Miel

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Un apicultor sacando un panal de la colmena.

La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas. Las abejas lo recogen, transforman y combinan con la enzima invertasa que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura.

La técnica que involucra la extracción de miel de los panales de la colmena es conocida como apicultura.

Las características físicas, químicas y organolépticas de la miel vienen determinados por el tipo de néctar que recogen las abejas.

El origen botánico de las mieles define también la mayor o menor facilidad de éstas a cristalizar.

Como dato curioso, en algunos países de Latinoamérica, tales como Perú o Colombia, la miel hace referencia no al producto realizado por las abejas, sino a otros productos igualmente dulces tales como dulces de frutas (Miel de fruta) o jugo de caña de azúcar cuando está un poco espeso.

China, Argentina y Turquía son, en ese orden, los tres mayores productores de miel a nivel mundial.

Historia[editar | editar código]

La miel tiene sus cualidades reconocidas y utilizadas por los seres humanos desde tiempos remotos, como alimento y para endulzar naturalmente con poder de endulzar dos veces mayor que el azúcar de caña.

Existen diversas referencias históricas a esta sustancia. Además de las citas bíblicas, muchos otros pueblos, como los antiguos egipcios o los griegos, por ejemplo, se referían a la miel como un producto sagrado, llegando a servir como forma de pagar los impuestos. En excavaciones egipcias con más de 2000 años fueron encontradas muestras de miel perfectamente conservadas en vasijas ligeramente tapadas que aun eran comestibles y solamente tenían que calentarla. También existen registros prehistóricos en pinturas rupestres de la utilización de la miel.

Son conocidas diversas variedades de miel que dependen de la flor utilizada como fuente de néctar y del tipo de abeja que la produjo, pero como éstas la fabrican en cantidad cerca de tres veces superior de lo que necesitan para sobrevivir, siempre fue posible, primeramente, recogerse el exceso de ésta para el ser humano y más tarde realizarse la domesticación de las abejas para el fin específico de obtener su miel, técnica conocida como apicultura.

Usos[editar | editar código]

La miel se usa principalmente en la cocina y la pastelería, como acompañamiento del pan o las tostadas (especialmente, en desayunos y meriendas) y como aditivo de diversas bebidas tales como el . Al ser rica en azúcares como la fructosa, la miel es higroscópica (absorbe humedad del aire), por lo que el añadir una pequeña cantidad a panes y pasteles hace que éstos endurezcan más lentamente. La miel virgen también contiene enzimas que ayudan a su digestión, así como diversas vitaminas y antioxidantes. Por esto suele recomendarse el consumo de la miel a temperaturas no superiores a 60°C, pues a mayor temperatura empieza a perder propiedades beneficiosas al volatilizarse algunos de estos elementos.

Los veganos evitan tomar miel, pues técnicamente es un producto de procedencia animal, no así los apivegetarianos.

La miel es el ingrediente principal de la hidromiel, que es producida a partir de la miel y el agua, que también es conocida como «vino de miel».

Composición química[editar | editar código]

Los componentes más usuales de la miel se muestran en la siguiente tabla:

componente rango contenido típico
agua 14 - 22 % 18%
fructosa 28 - 44 % 38%
glucosa 22 - 40 % 31%
sacarosa 0,2 - 7 % 1%
maltosa 2 - 16 % 7,5%
otros azúcares 0,1 - 8 % 5%
proteínas y aminoácidos 0,2 - 2 %  
vitaminas, enzimas, hormonas
ácidos orgánicos y otros
0,5 - 1 %  
minerales 0,5 - 1,5 %  
cenizas 0,2 - 1,0 %  
"Bajando miel" (1830) Florían Paucke (1719-1789). Argentina. En el Museo Nacional de Bellas Artes, en Buenos Aires. Oleo sobre tela, 45 cm x 54 cm

Expresiones relacionadas[editar | editar código]

  • Dejar a uno con la miel en los labios. Privar a alguien de lo que empezaba a gustar y disfrutar.
  • Miel sobre hojuelas. Expresión que se usa para significar que una cosa viene o recae muy bien sobre otra o le añade nuevo realce.
  • No hay miel sin hiel. Refrán que enseña la inconstancia y poca duración de los bienes humanos pues tras un suceso próspero y feliz viene regularmente otro triste y desgraciado.
  • No se hizo la miel para la boca del asno. Refrán que reprende a los que, por desconocimiento, eligen lo peor entre lo que se les presenta, despreciando lo mejor.
  • El que entre la miel anda algo se le pega. Refrán utilizado para referirse a quienes puedan aprender actitudes de personas con las que se relaciona.

Notas[editar | editar código]