Logo Vikidia.png
¡Te cuidas, me cuido!
Juntos podemos prevenir el COVID-19

Infórmate más aquí

Logo Vikidia.png

Moral

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar

La moral o moralidad es el conjunto de normas que cada persona usa para decidir cómo ha de actuar en cada momento de su vida. Esas normas se refieren a la forma que tiene cada persona de valorar lo que le rodea, y de usar esos valores para realizar las elecciones más acertadas.

De esta manera, cada persona valora lo que le rodea con una serie de valores como lo que está bien y lo que está mal, lo justo o lo injusto, lo bello y lo feo, lo sensato y lo insensato... Y dependiendo de qué sea lo que quiere lograr, elegirá obrar de una manera u otra.

Por ejemplo, si una persona cree que es bueno compartir, y quiere lograr algo bueno, compartirá lo que tiene con los demás. Si una persona cree que es bueno no compartir, y quiere lograr algo bueno, no compartirá lo que tiene con los demás. Es importante darse cuenta que desde el punto de vista de la moral, nada es bueno o malo, o justo o injusto; es cada persona quien decide qué es bueno y qué es malo, qué es justo y qué es injusto. Así que puede haber personas que crean que compartir es bueno y personas que crean que compartir es malo. Es la ética quien estudia la moral de las persona usando la razón —su pensamiento—.

Moral externa o interna[editar · editar código]

En la vida hay que tomar multitud de decisiones. Para ello hay que valorar las señales que nos da nuestro entorno y elegir el camino que te lleva al destino, usando la moral de cada uno.

Cada persona tiene que decidir cuales son sus valores para poder aplicar las normas que quiera. Sin embargo, como vivimos con otras personas, que también tienen su propia moral y sentimientos; vivimos en una sociedad, que nos impone una serie de normas; y nos educan en una cultura, que nos enseña cosas; los diferentes valores que hay que asociar a cada cosa, puede que no sean los que cada persona ha pensado por sí misma, sino los que otras personas usan:

  • Una moral interna es aquella que una persona crea para sí misma. Eso significa que decide qué es bueno o malo, bello o feo, justo o injusto; y lo aplica a sus decisiones de su vida.
  • Una moral externa es aquella que no crea una persona sino que se le enseña. Eso significa que alguien le dice lo que es bueno o malo, bello o feo, justo o injusto; y lo aplica en las decisiones de su vida.

Cuando un padre le dice a su hijo que hacer algo está mal, le está enseñando una moral externa, pues el niño aprende que está mal porque su padre se lo ha dicho. Si ese mismo niño decide que algo está mal, porque no le ha gustado o le ha hecho daño a alguien, está creando una moral interna. El conjunto de todo lo que aprenda y piense sobre lo que está bien o mal, será su moral —llamado sistema de valores—. Y basándose en esa moral, decidirá lo que hacer en su vida.

La moral objetiva[editar · editar código]

Se llama moral objetiva a sistema de valores que comparte una comunidad humana y que se dan por hecho, al contrario de la moral que tiene cada persona —la moral subjetiva—. Al vivir en sociedad existen una serie de acciones que son buenas o malas porque sí, como si todos en conjunto pudiésmos pensar como una sola persona y elegir todos juntos que es bueno y qué es malo, o qué es justo y qué es injusto.

En una sociedad puede considerarse malo saltarse la ley, y la mayoría de las personas la respetarán. Sin embargo, puede darse el caso que alguien decida saltarse la ley si su propio sistema de valores —su moral— le dice que al saltarse la ley va a conseguir algo mejor.
Por ejemplo, las ambulancias no pueden saltarse las normas de tráfico, por lo que no pueden saltarse un semáforo en rojo. Sin embargo, el médico de la ambulancia puede considerar que al saltarse el semáforo el enfermo que lleven no va a morir: haciendo algo mal —saltarse la ley— se hace algo bueno —salvar una vida—. Es decir, que el médico ha usado su libre albedrío para decidir qué hacer, usando su propia moral en vez de lo que se da por hecho.

Es necesario aclarar que a veces la propia ley permite a las personas hacer algo ilegal si al hacerlo se consigue algo mucho mejor; se llama estado de necesidad, y es un juez, una persona experta en estos temas, el que dice si se ha merecido la pena saltarse la ley.

El libre albedrío[editar · editar código]

Una persona puede elegir qué es lo que quiere hacer. Esa libertad de acción se llama libre albedrío. Cuando una persona tiene un sistema de valores —una moral externa o interna— puede decidir qué hacer basándose en ese sistema de valores, aunque lo que haga sea malo, feo o injusto.

Por ejemplo, la moral de cada persona le dice qué es justo y lo que es injusto. Así, cuando en su vida tiene que elegir entre dos opciones, puede elegir aquella que cree que es más justa y aquella que cree que es más injusta. Como puede elegir, tiene libre albedrío para escoger lo que quiere hacer. Puede escoger lo justo, pero también puede escoger lo injusto. Esa persona decide.

Por supuesto, usar nuestro libre albedrío puede acarrearnos consecuencias. Las personas deben valorar qué hacer no sólo por lo que ellas quieran, si no por los resultados de sus actos. Pero es la persona quien decide lo que hacer, y tendrá que atenerse a las consecuencias... es decir, ser responsables de sus actos. Ser responsable no es actuar bien o mal, sino saber asumir las consecuencias de tus actos.

La moral filosófica[editar · editar código]

Hacer moral filosófica —llamada ética— es pensar sobre los sistemas de valores de las personas con razones lógicas. La ética es parte de la filosofía, que es la disciplina que se dedica a pensar sobre todo... todo. Así que hacer ética es pensar sobre nuestra moral y sobre la de los demás. Se trata de analizar qué ocurre cuando aplicamos nuestro sistema de valores y buscar la mejor forma de hacerlo razonando con nuestro intelecto.