Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Oído

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Esquema del oído humano.

El oído humano se divide en tres partes:

  1. el oído externo, que canaliza la energía acústica.
  2. el oído medio, que transforma la energía acústica en energía mecánica, transmitiéndola - y amplificándola- hasta el oído interno.
  3. el oído interno, donde se realiza la definitiva transformación de la energía mecánica en impulsos eléctricos.

Oído externo[editar · editar código]

El oído esta situado en el hueso temporal del craneo. Está diseñado estructuralmente para, durante el proceso de audición, recoger las ondas sonoras y dirigirlas hacia el interior.

El oído externo consta de:

  • el pabellón auricular, un cartílago plano elástico que tiene forma del extremo de una trompeta y esta cubierto por piel gruesa.
  • el canal auditivo externo, un conducto (tubo) curvo de aproximadamente 2.5 cm de longitud que se encuentra en el hueso temporal. Además posee folículos pilosos y glándulas sebáceas (productoras de cera).
  • la membrana timpánica, también denominada tímpano, que es una porción fina de tejido conectivo fibroso, semitransparente, que se encuentra entre el conducto auditivo externo y el oído medio.

El oído externo, es el responsable de conducir el sonido hasta el oído medio y de ahí al interno; que a través del nervio auditivo transmite la información al cerebro.

Oído medio[editar · editar código]

El oído medio es una cavidad casi cuadrada, ubicada en la región interior del hueso temporal. Es una de las tres partes del oído (siendo las otras dos: el oído externo y el oído interno), y se encuentra en la parte superior del cerebelo, entre las masas encefálicas y el tímpano de Falopio.

Partes del oído medio[editar · editar código]

El oído medio comprende:

  • La caja timpánica.
  • Los huesecillos del oído: Martillo, Yunque y Estribo, aunque algunos autores incluyen un cuarto huesecillo denominado Lenticular
  • Los músculos de los huesecillos.
  • Las celdas mastoideas.
  • La trompa de Eustaquio.

Oído interno[editar · editar código]

El oído interno se encuentra dentro del hueso temporal. Puede dividirse morfológicamente en laberinto óseo y laberinto membranoso. El laberinto óseo es la cápsula ósea que rodea al laberinto membranoso, y éste último consiste en un sistema hueco que contiene la endolinfa. Entre laberinto óseo y laberinto membranoso se encuentra la perilinfa, que es en parte un filtrado de la sangre y en parte difusión de líquido cefalorraquídeo. La endolinfa se produce en la estría vascular. También se encarga de llevar la información al cerebro.

En el oído interno se realiza la transformación de la energía mecánica producida por las ondas sonoras en energía nerviosa. Esta transformación se realiza a través de los órganos de Corti.

Comprende las siguientes estructuras:

  • El vestíbulo, cavidad dividida en dos partes: el utrículo y el sáculo.

El utrículo está en comunicación con los canales semicirculares, y el sáculo se comunica con el caracol.

  • Los canales semicirculares son tres tubos de forma semicircular, dos de ellos tienen posición vertical y otro posición horizontal (anterior, posterior y lateral). La función de los canales semicirculares es mantener el equilibrio, junto con los propioceptores del cuerpo y los ojos.
  • El caracol, llamado también cóclea, es un órgano en forma de tubo enrollado; posee tres cavidades longitudinales llamadas rampas (rampa timpánica, rampa vestibular y rampa coclear), separadas por dos membranas llamadas membrana basilar y membrana de Reissner.