Icon tools.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Icon tools.png

Revolución francesa

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
14 julio de 1789, el día de la toma de la Bastilla, se convirtió en la fecha simbólica de la Revolución Francesa.

La Revolución francesa de 1789, comúnmente llamada Revolución francesa (pues no es la revolución más importante que ha conocido Francia), fue uno de los acontecimientos fundadores de la Francia moderna.

El tercer estado (es decir, la gran mayoría de los franceses) muy insatisfecho con la injusticia social, fiscal y política que sufría destruyó el Antiguo Régimen y la monarquía absoluta que caracterizaba hasta entonces a Francia. Pero la reconstrucción de una Francia nueva y la estabilización política durará una década y dio lugar a luchas sociales y políticas entre los franceses.

El fin de la monarquía absoluta y del Antiguo Régimen[editar | editar código]

En 1788, el Gobierno Real necesitaba mucho dinero, pues atravesaba un período de crisis financiera. El proyecto encaminado a que los privilegiados (nobleza y clero) pagaran impuestos había fracasado. El rey Luis XVI decide convocar a los Estados General en mayo de 1789 para que expresaran sus peticiones.

El 20 de junio el tercer estado decidió, con el Juramento del juego de Pelota, convertirse en la Asamblea Nacional y votar los impuestos. Los miembros de la Asamblea juraron no separarse antes de haber redactado una constitución para Francia.

El rey se negó y los parisinos atacaron la Bastilla el 14 de julio. Al mismo tiempo, desde la primavera, en el campo, los agricultores no pagaban los impuestos y atacaron los castillos de sus señores para quemar sus títulos nobiliarios. Esta etapa fue llamada el Gran Miedo. Para poner fin a la destrucción de sus propiedades, la nobleza y el clero decidió el 4 de agosto abandonar sus privilegios y en muchos casos sus propiedades.

La Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos aprobada el 26 de agosto 1789, estableció las bases para una nueva Francia basada en la soberanía popular, la igualdad de derechos y la libertad de opinión, lo que no acataron el Rey y sus seguidores. El desempleo aumentó debido a la emigración de una parte de los privilegiados y al despedir a sus sirvientes y sus proveedores. Encontrar comida era difícil. La actitud del rey hace temer un golpe de estado y el 5 y el 6 de octubre las mujeres de París acuden a Versalles para devolver a la familia real al palacio de las Tullerías y a la Asamblea, que desde entonces estará bajo el control de la población de la de capital.

La construcción de una nueva Francia[editar | editar código]

A partir de entonces el pueblo, no el rey, es el soberano. El Rey, con el consentimiento de los franceses y no por derecho divino, ejerce el poder ejecutivo. Una sola Asamblea aprueba las leyes, el presupuesto del Estado, la guerra y la paz.

El viejo régimen caracterizado por los privilegios sociales desaparece. La igualdad ante los impuestos y el acceso de todos a todas las funciones públicas se afirman. Se proclama libertad de opinión y de expresión.

Para alimentar las arcas vacías, las propiedades acumulada por la Iglesia Católica fueron confiscadas y vendidas.

La guerra y el fracaso de la monarquía constitucional[editar | editar código]

Sin embargo, los franceses carecen de poder y la riqueza (el rey, la nobleza, el clero católico) es fuerte y resiste.

Para los políticos, la guerra parece ser el camino para salir del estancamiento. El rey piensa que Francia no se enfrentará a los ejércitos de los reyes extranjeros y que podía entonces con su ayuda restaurar la monarquía absoluta. El 20 de abril de 1792, Francia declaró la guerra a Austria, que contaba con el apoyo de Prusia.

En plena desorganización el ejército francés no puede detener la invasión austro-prusiana en el este del reino. El rey se opone a las medidas adoptadas para hacer frente a ella.

Los republicanos se enfrentan a la guerra: el Terror[editar | editar código]

El 21 de septiembre, en su primera reunión, la Convención proclamó la República. El ejército francés, reforzado por voluntarios, derrotó al Imperio Austro-Prusiano en Valmy, el 20 de septiembre.

La reanudación de la guerra en la primavera de 1793, es dramática para la Francia republicana.

Desde el verano de 1793 al verano de 1794, la Convención tomó medidas enérgicas, lo que se llamó el Terror durante el cual muchas personas fueron guillotinadas.

A partir de otoño de 1793, la invasión es repelida en el norte y el este; la victoria de Fleurus en junio 1794 permite la entrada de Francia en Bélgica.

En abril y julio de 1795, Prusia y España firman la paz, pero el Reino Unido y Austria siguen en guerra (ya que no aceptan la ocupación francesa de Bélgica y la orilla izquierda del Rin) .

Las victorias de Lodi, Arcole y Rivoli en Italia permiten el general Napoleón Bonaparte convertirse en un héroe nacional.

Dada la inestabilidad política, incluso algunos republicanos moderados se organizaron para confiar el poder a un hombre fuerte. Este será el general Bonaparte. Organizaron el golpe de Estado del 18 de Brumario Año VIII (noviembre de 1799). Este será el fin de la república moderada.

Fuente[editar | editar código]