Logocurvo.png
Logocurvo.png
¿Nos ayudas creando los artículos esenciales?
BiografíasHistoriaTecnologíaFilosofíaReligiónDeportes

Válvulas cardiacas

De Vikidia
(Redirigido desde «Válvulas cardíacas»)
Saltar a: navegación, buscar
Artículo destacado
Válvulas del corazón
Tras retirar las aurículas y las más importantes arterias, son claramente visibles las cuatro válvulas del corazón.
Tras retirar las aurículas y las más importantes arterias, son claramente visibles las cuatro válvulas del corazón.

Válvulas
aurículo-
ventriculares

Válvula bicúspide o mitral
Válvula tricúspide

Válvulas
semilunares

Válvula aórtica o sigmoidea
Válvula pulmonar

Esquema de un corazón humano.
Esquema de un corazón humano.
Las cavidades están representadas en color rojo; las arterias aorta y pulmonares, en rosa; las venas cavas y pulmonares, en naranja; y las válvulas, en blanco.

Cavidades:
       1.- Aurícula derecha
       2.- Aurícula izquierda
       3.- Ventrículo derecho
       4.- Ventrículo izquierdo
Arterias:
       5.- Arteria aorta
       6.- Arterias pulmonares
Venas:
       7.- Vena cava superior
       8.- Vena cava inferior
       9.- Venas pulmonares
Válvulas:
      10.- Válvula tricúspide
      11.- Válvula bicúspide o mitral
      12.- Válvula pulmonar
      13.- Válvula aórtica o sigmoidea

Las válvulas cardíacas son las encargadas de permitir o interrumpir de manera coordinada la circulación sanguínea por el corazón. Su función principal es impedir el retroceso de la sangre. Sin ellas, el fluido sanguíneo se estancaría y no llegaría a todo el organismo.

Son clasificadas en dos tipos: las aurículoventriculares y las semilunares. Al primer grupo pertenecen las válvulas bicúspide y tricúspide; mientras que las aórtica y pulmonar corresponden al segundo.

Válvulas aurículoventriculares[editar | editar código]

Las válvulas aurículoventriculares son estructuras finas ubicadas entre las aurículas y los ventrículos[1] que comunican la aurícula izquierda con el ventrículo izquierdo y la aurícula derecha con el ventrículo derecho. Son las encargadas de regular el paso de la sangre en cada lado del corazón. La que está situada en el lado izquierdo es llamada válvula bicúspide o mitral, y la del derecho, válvula tricúspide.[2]

Válvula bicúspide[editar | editar código]

Ubicación de la válvula bicúspide en el corazón.
Membranas y cuerdas tendinosas de la válvula bicúspide.
Prolapso por la ruptura de la cuerda en el velo anterior de la válvula bicúspide.

La válvula bicúspide (del latín, bis, dos, y cúspis, punta) —antiguamente denominada mitral (del griego, tiara), por su forma de mitra, un gorro alto usado por los persas— está situada entre el ventrículo izquierdo y la aurícula izquierda.[3] Consta de dos membranas que reciben cuerdas tendinosas de los músculos del ventrículo izquierdo. Es la más fuerte y gruesa de las válvulas, por estar en el lado en que el corazón está sometido a más presión.[1]

Sus funciones son las de permitir el paso del flujo sanguíneooxigenado, proveniente de los pulmones— desde la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo y la de impedir que la sangre no circule en sentido contrario, es decir, que no vuelva a la aurícula.

Una de las enfermedades más frecuentes de esta válvula es el prolapso valvular mitral. Ante un excesivo aumento de volumen cardíaco, las paredes se agrandan e impiden que la válvula se cierre. El síntoma más habitual es el soplo. La deficiencia es generalmente hereditaria y debe ser tratada con medicamentos.

Otra de las afecciones más comunes es la estenosis mitral, en la que la sangre no accede al ventrículo izquierdo. La válvula bicúspide permanece cerrada por quedar adheridos sus velos a ella. La enfermedad es producida por una virosis reumática que provoca el cierre progresivo del anillo mitral. Si no es detectada a tiempo puede provocar dilatación auricular y lesiones pulmonares.[4]

Válvula tricúspide[editar | editar código]

Ubicación de la válvula tricúspide en el corazón.
Válvula tricúspide.

La válvula tricúspide (del latín, ter, tres, y cúspis, punta) está entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho.[3] Está constituida por tres membranas de forma irregular que reciben cuerdas tendinosas del ventrículo derecho. Permite el paso de la sangre —con impurezas y alto contenido de dióxido de carbono tras su recorrido por el cuerpo— desde la aurícula derecha al ventrículo derecho e imposibilita que la corriente sanguínea no dé marcha atrás, o sea, que no retorne a la aurícula.

La enfermedad más común que puede afectarla es la fiebre reumática, causada por un paso no normal de la sangre.

Válvulas semilunares[editar | editar código]

Las válvulas semilunares comunican el interior de los ventrículos con el interior de las arterias aorta y pulmonar, dos gruesos tubos por los que la sangre se aleja del corazón. La válvula aórtica o sigmoidea es la encargada de regular el paso de sangre entre el ventrículo izquierdo y la arteria aorta, mientras que la pulmonar cumple la misma función entre el ventrículo derecho y las arterias pulmonares.[2] Aunque su conformación es similar al de las válvulas aurículoventriculares, sus membranas son más finas y no poseen cuerdas tendinosas.[1]

Válvula aórtica[editar | editar código]

Ubicación de la válvula aórtica en el corazón.

La válvula aórtica —también llamada sigmoidea, por su forma de sigma (Σ), la decimoctava letra del alfabeto griego, equivalente a la s— está ubicada entre el ventrículo izquierdo y la arteria aorta. Permite el paso de sangre oxigenada proveniente de los pulmones entre ese ventrículo y la arteria aorta; y también, impide que retorne a él.[3] Constituye el comienzo del circuito general ya que, a partir de la aorta, el flujo sanguíneo se distribuye por otras arterias y capilares al cuerpo.

Las enfermedades más comunes de esta válvula son la regurgitación valvular aórtica y la estenosis valvular aórtica. La regurgitación se produce cuando la sangre vuelve al ventrículo izquierdo sin haber recorrido la aorta. Esta deficiencia genera importantes irregularidades al organismo. La afección es paliada a través de la sustitución de la válvula por otra, natural o mecánica. En cambio, la estenosis ocurre si la válvula se obstruye, impidiendo el paso de la sangre. Para normalizar el flujo sanguíneo debe llevarse a cabo un tratamiento similar al de la regurgitación.

Válvula pulmonar[editar | editar código]

Ubicación de la válvula pulmonar en el corazón.

La válvula pulmonar está ubicada entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar. Cuando este ventrículo se contrae, la válvula se abre y permite el paso de sangre en un solo sentido: habilita la circulación sanguínea —cargada de impurezas y dióxido de carbono— desde el corazón hacia los pulmones, pero impide que la sangre oxigenada procedente de ellos circule por el corazón. Está formada por tres membranas: dos posteriores y una anterior.

Conforma el inicio del circuito pulmonar ya que, a partir de allí, el flujo sanguíneo se distribuye por arterias y venas pulmonares hacia los pulmones, donde es oxigenado.

Ruidos cardíacos[editar | editar código]

El cierre de las válvulas genera la vibración de las paredes y de los vasos sanguíneos del corazón.

El cierre de las válvulas genera ruidos cardíacos, comúnmente denominados latidos. En cada latido pueden percibirse dos sonidos: el primero es producido por el cierre de las válvulas aurículoventriculares, mientras que el segundo por el de la semilunares.[3] Al cerrarse las válvulas, las paredes del corazón y los vasos sanguíneos que la rodean vibran.[1]

El primer ruido es de baja frecuencia. El cierre de las válvulas aurículoventriculares genera la contracción de los ventrículos y un brusco movimiento de la sangre en ellos. Ese efecto genera ondas sonoras que, cuando llegan a las paredes del corazón, pueden percibirse a través de un estetocopio, un instrumento que permite escuchar los latidos.[1]

El segundo ruido cardíaco es de mayor frecuencia. Las ondas sonoras son producto del cierre de las válvulas semilunares al generar un súbito cambio del movimiento de la sangre en el ventrículo, especialmente en la región comprendida por las mencionadas válvulas y las arterias aorta y pulmonar.[1]

No existen superposición entre los ruidos. Entre ambos hay un intervalo de silencio; y entre latidos, el silencio es aproximadamente el doble que el de entre ruidos.[1]

Véase también[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Entman, Mark L.; Jacob, Stanley W. Heart. Encyclopædia Britannica en línea (en inglés). Consultado el 22 de julio de 2017.
  2. 2,0 2,1 Lacreu, Laura; Rubel, Diana; Guahnón, Esther (1990). Ciencias Biológicas 3. Ediciones Santillana. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. p. 106. ISBN 950-46-0121-9.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Dos Santos Lara, José Ángel (1992). Anatomía y fisiología. Ediciones Premédicas. Provincia de Córdoba, Argentina. p. 200 y 234.
  4. El corazón. Cuaderno n.° 153. Colección Ayer, hoy y mañana. En: Diario La Razón. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 24 de marzo de 1970.