Vikidia necesita gente que nos ayude, ¿no ayudas? Emoticón sonriente.png. Por cierto, contamos con 3803 artículos enciclopédicos Emoticón guiño.png

Hongo

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Esquema de un hongo.

Un hongo es un ser viviente que no es ni un animal ni un vegetal, sino que forma parte de su propio reino biológico. Los hongos pueden estar formados por una célula, como las levaduras, o bien estar formados por varias células que forman una estructura concreta, como los champiñones. Muchos hongos viven en simbiosis con otros seres vivos. Por ejemplo, los líquenes son una simbiosis entre un alga y un hongo; las trufas viven en simbiosis con árboles como castaños, nogales, encinas y robles.

La ciencia que se encarga de estudiar los hongos es conocida como micología.

Modos de vida de los hongos[editar]

Los hongos necesitan aire, agua y materiales orgánicos (glúcidos, lípidos, proteínas) para vivir. Contrarios a las plantas, los hongos y los animales no pueden sintetizar por sí mismos su propio alimento (las plantas son autótrofas, es decir, sólo necesitan del Sol para que a través de la fotosíntesis fabriquen su alimento). Ellos deben encontrar su alimento en el ambiente. Mientras que los animales lo ingieren, los hongos lo absorben. Debido a esto, los hongos han desarrollado diferentes modos de vida:

limón infestado
  • Pueden alimentarse de materia orgánica muerta: estos son los hongos saprófagos. Los podemos encontrar en los bosques, donde su alimento, en forma de humus, abunda en grandes cantidades. Degradando así la materia orgánica muerta, los hongos saprófagos ayudan proporcionando a otros organismos, plantas y animales elementos minerales esenciales asimilables (nitrógeno, fósforo, carbono). Ellos participan así en el reciclado de la materia orgánica.
  • Los hongos pueden igualmente vivir de la materia orgánica viva. Estos hongos son parásitos y viven a espensas de otro ser vivo en lugar de por su cuenta. Frecuentemente patógenos, pueden provocar algunas enfermedades que arrastran a la muerte a sus huéspedes, que pueden ser otros hongos, plantas o animales. Por ejemplo, el ser humano puede contraer aftas, la neumonía y la tiña. Estas enfermedades son causadas por hongos parásitos.
  • Hay hongos que son carnívoros. Se alimentan de pequeños seres como amebas y nematodos. Atrapan a estos seres con ayuda de filamentos microscópicos con los que los envuelven y luego lanzan enzimas al ambiente para "digerirlos". Esta clase de hongos son usados principalmente en el campo para eliminar nematodos que enferman al ganado.
Hongos parásitos.
  • Finalmente, hay hongos que viven en perfecta simbiosis con otros animales, llegando al punto de que no pueden vivir sin el otro. Unos ejemplos son los líquenes, que son la asociación de hongos con cianobacterias o algas. El hongo proporciona al alga protección, agua y sales minerales. Como recompensa, el alga proporciona al hongo glúcidos, producto de la fotosíntesis.

Reproducción[editar]

Los hongos se reproducen sobre todo por medio de esporas, las cuales se dispersan mediante el viento o los animales y que no germinan hasta que encuentran condiciones apropiadas. Cuando estas condiciones se dan, la espora germina, surgiendo de ella una primera hifa, por cuya extensión y ramificación se va constituyendo un micelio que hará las veces de raíz y del que nacerán las partes aéreas del hongo llamadas setas que volverán a producir las esporas.


Lo sabías.png
¿Lo sabías?
   
Crecimiento de los hongos
La velocidad de crecimiento de las hifas de un hongo es muy grande: en un hongo tropical llega hasta los 5 mm por minuto. Se puede decir, sin exagerar, que algunos hongos se pueden ver crecer bajo los propios ojos.