Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Jesús de Nazaret

De Vikidia
(Redirigido desde «Jesucristo»)
Saltar a: navegación, buscar
Cristo cargando la cruz (Jesús con la cruz a cuestas, por el Greco).
Cartel católico en la ciudad de Rancagua, Chile que muestra a la Virgen del Carmen y el Niño Jesús.

Jesús de Nazaret, conocido también con los nombres de Cristo Jesús, Jesús Cristo, Jesucristo, Cristo o simplemente Jesús (Belén, Judea, Imperio romano; cerca de 4 a. C. — Jerusalén, Imperio romano; 30-33 d. C.), fue un predicador y profeta judío que vivió en la provincia romana de Judea en el siglo I d. C. Es considerado, en la religión cristiana, como el Hijo de Dios y que es la encarnación misma del Dios mismo, y que él es su padre.

La vida de Jesús según el Nuevo Testamento[editar · editar código]

Nacimiento e infancia[editar · editar código]

El nacimiento e infancia de Jesús se relatan exclusivamente en los evangelios de Mateo y Lucas. Los evangelios de Mateo y Juan no relatan nada del nacimiento e infancia de Jesús, sino que sólo relatan su vida pública.

  • El evangelio de Mateo no narra ningún viaje que hayan tenido que realizar María y José antes de que Jesús naciera, lo cual hace sugerir que vivían en Belén. Nace Jesús y unos Reyes Magos provenientes de oriente, adoran al niño y después, la familia es avisada por un ángel que Herodes busca al niño, huyen a Egipto, donde permanecen hasta que muere herodes (donde de nuevo la familia es notificada)
  • Según el evangelio de Lucas, María (su madre) y José (su padre adoptivo) viven en una ciudad de galilea, llamada Nazaret. El nacimiento de Jesús le es anunciado a María por el ángel Gabriel (lo que se conoce como Anunciación: Lc 1,26-38[1]), el cual, según el evangelio, sera llamado el Hijo del Altísimo o el Hijo de Dios.​ Después, el emperador Augusto en ese entonces ordena un censo en el cual cada uno debe empadronarse en su lugar de nacimiento. José, regresa junto con maría a Belén (donde José nació) y ahí nace Jesús, llegan unos pastores y adoran al niño. Lucas añade algunos relatos posteriores a su nacimiento.[Nota 1]

Bautismo y tentaciones[editar · editar código]

Bautismo de Jesús. Óleo sobre madera de Verrocchio (1470-1480).

La llegada de Jesús es anunciada por Juan el Bautista (Primo de Jesús, según Lucas[2]), quien también lo bautizó en el río Jordán. Después de ser bautizado, Jesús es conducido al desierto, donde ayuna cuarenta días y cuarenta noches y luego es tentado por el demonio. Después Jesús viajó a Galilea, se estableció en Cafarnaún,​ y comenzó a predicar.

Vida pública[editar · editar código]

Jesús predica sobre la llegada del Reino de Dios, también elige a sus discípulos y sus apóstoles:

  1.  Simón, llamado Pedro;
  2. Andrés, el hermano de Pedro; 
  3. Santiago el de Zebedeo;
  4. Juan el hermano de Santiago el de Zebedeo y el discípulo amado;
  5. Felipe
  6. Bartolomé;
  7. Tomás;
  8. Mateo el publicano;
  9. Santiago el de Alfeo;
  10. Judas Tadeo; 
  11. Simón el Zelote;
  12. Judas Iscariote, el que traicionaría a Jesús más tarde (Mt 10,2-4; Mc 3,16-19; Lc 6, 13-16).[3]

Jesús predicó tanto en las sinagogas como al aire libre, incluso realizando milagros,resucitando muertos y realizando prodigios.

Transfiguración[editar · editar código]

Según los evangelios, Jesús subió a un monte a orar con algunos de los apóstoles, y mientras oraba se transformó el aspecto de su rostro, y sus vestidos se volvieron blancos y resplandecientes. Aparecieron junto a él Moisés y Elías. Los apóstoles dormían mientras tanto, pero al despertar vieron a Jesús junto a Moisés y Elías. Pedro sugirió que hicieran tres tiendas: para Jesús, Moisés y Elías. Entonces apareció una nube y se oyó una voz celestial, que dijo: «Este es mi Hijo elegido, escúchenle». Los discípulos no contaron lo que habían visto.

Pasión[editar · editar código]

Llegada a Jerusalén y la expulsión de los vendedores[editar · editar código]

Según los cuatro evangelios, Jesús fue con sus seguidores a Jerusalén para celebrar allí la fiesta de Pascua. Entró a montado en un asno, para que se cumplieran las palabras del profeta Zacarías (Zc 9, 9: «He aquí que tu rey viene a ti, manso y montado sobre un asno, sobre un pollino hijo de una bestia de carga»). Fue recibido por una multitud, que lo aclamó como «hijo de David» (en cambio según el Evangelio de Lucas fue aclamado solamente por sus discípulos)[4].​ En el Evangelio de Lucas y en el de Juan, Jesús es aclamado como rey.

A continuación fue al Templo de Jerusalén, y expulsó de allí a los cambistas y a los vendedores de animales para los sacrificios rituales.

La última cena[editar · editar código]

La última cena, según Leonardo da Vinci.

Jesús celebró la cena de Pascua (la última cena) con sus apóstoles, partió el pan y bendijo el vino, y les dio indicaciones a sus discípulos.

Arresto[editar · editar código]

Después de la cena se retiró con sus discípulos a orar, en la madrugada llega Judas Iscariote, quien lo iba a traicionar, se lo entregó a los sumos sacerdotes, quienes lo llevaron ante Pilato.

Juicio[editar · editar código]

Jesús fue llevado ante Pilato, pero él no encontró ningún delito en Jesús, así que el lo dejó a elección del pueblo judío, el cual gritaba que lo crucificaran, por lo que Pilato lo mandó a azotar para calmar al pueblo judío, pero no consiguió nada, dejándolo en manos de los judíos.

Crucifixión[editar · editar código]

Cristo crucificado de Diego Velázquez (siglo XVII).

Jesús fue obligado a cargar la cruz en la que iba a ser crucificado hasta un lugar llamado Gólgota, que en arameo significa ‘lugar del cráneo’. Le ayudó a llevar la cruz un hombre llamado Simón de Cirene.

Dieron de beber a Jesús vino con hiel. Él probó pero no quiso tomarlo. Tras crucificarlo, los soldados se repartieron sus vestiduras. En la cruz, sobre su cabeza, pusieron un cartel en arameo, griego y latín con el motivo de su condena: «Este es Jesús, el rey de los judíos», que a menudo en pinturas se abrevia INRI (Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum, o sea: ‘Jesús de Nazaret, rey de los judíos’). Fue crucificado entre dos ladrones.

Hacia las tres de la tarde, Jesús exclamó: «Elí, Elí, lemá sabactani», que, según el Evangelio de Mateo y el Evangelio de Marcos, en arameo significa: ‘Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?’.​ Las palabras finales de Jesús difieren en los otros dos evangelios.​ También hay diferencia entre los evangelios en cuanto a qué discípulos de Jesús estuvieron presentes en su crucifixión: en Mateo y Marcos, son varias de las mujeres seguidoras de Jesús; en el Evangelio de Juan se menciona también a la madre de Jesús y al «discípulo a quien amaba».

Sepultura[editar · editar código]

Un seguidor de Jesús, llamado José de Arimatea, solicitó a Pilato el cuerpo de Jesús la misma tarde del viernes en que había muerto, y lo depositó, envuelto en una sábana, en un sepulcro excavado en la roca. Cubrió el sepulcro con una gran piedra.​[5] Según el Evangelio de Mateo, al día siguiente, los «príncipes de los sacerdotes y los fariseos» pidieron a Pilato que colocase frente al sepulcro una guardia armada, para evitar que los seguidores de Jesús robasen su cuerpo y difundieran el rumor de que había resucitado. Pilato accedió.[6]

Resurrección[editar · editar código]

Según la tradición cristiana, Jesús resucitó al tercer día de su muerte y se apareció a sus discípulos varias veces, quienes fueron enviados a anunciar la Buena Nueva y a evangelizar a todo el mundo, surgiendo así el cristianismo.

Notas[editar · editar código]

  1. Como se observa, las diferencias entre ambos evangelios son bastante significativas: - En el relato de Mateo, María y José vivían en Belén; en el de Lucas, en Nazaret. - Las historias de los magos de Oriente, la Matanza de los Inocentes, y la huida a Egipto, solamente son mencionadas en el Evangelio de Mateo. - Las historias de la adoración de los pastores, la presentación en el Templo, y el encuentro de Jesús con los doctores del Templo, solamente son citadas en Lucas.

Referencias[editar · editar código]


Cute-Ball-Help-icon.png Cuatro de tres

De los cuatro evangelios, sólo tres coinciden en los relatos y narraciones de la vida de Jesús, los cuales son: Mateo, Marcos y Lucas.

¿Lo sabías?