Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Dama de Elche

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Dama de Elche
Detalle.

La Dama de Elche es una escultura íbera en piedra caliza, que se data entre los siglos V y IV a. C. y mide 56 cm de altura y pesa 65,08 kg. Fue descubierta el 4 de agosto de 1987 en las afueras de Elche.

Posee en su parte trasera una cavidad casi esférica de 18 cm de diámetro y 16 cm de profundidad, que posiblemente servía para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas a los difuntos. Otras muchas figuras ibéricas de carácter religioso, halladas en otros lugares, tienen también en su espalda un hueco y, como la Dama de Elche, sus hombros se muestran ligeramente curvados hacia adelante.

La escultura está bien conservada, pero tiene numerosos golpes y erosiones y ha perdido casi toda su policromía original y la pasta vítrea que rellenaba sus ojos. Representa a una mujer de rasgos muy perfectos, posiblemente idealizados y magníficamente adornada con ropajes y joyas.


Lugar del descubrimiento[editar · editar código]

Se descubrió el día 4 de agosto de 1897. Los obreros de una finca estaban realizando el desmonte de la ladera sureste de la loma de La Alcudia, con fines agrícolas. Según narra la leyenda local, Manuel Campello Esclápez, Manolico, un niño de 14 años y que ayudaba en las tareas, fue el descubridor. Usando el pico de Antonio Maciá, y aprovechando un descanso de los jornaleros, empezó a excavar.

Los obreros agrícolas del doctor Campello de Elche se hallaban tomando su almuerzo, mientras el joven "Manolico" seguía en el terraplén del montículo de La Alcudia. En un golpe de azadón se dio cuenta de que topaba con algo duro que no era tierra (se puede ver aún la marca del azadón). Llamó a los hombres y entre todos empezaron a escarbar la arena. Así fue como apareció el busto de la Dama de Elche. Desde ese momento fue bautizada por Manolico como Reina mora.

El lugar donde se descubrió el busto de la Dama es hoy un yacimiento arqueológico donde se han ido descubriendo a lo largo de los años numerosas piezas de mucho valor, íberas y romanas, testimonios de aquellas civilizaciones. Se ha descubierto un poblado íbero-púnico, alcantarillado romano, mosaicos, murallas y casas romanas y hasta los cimientos, un mosaico y una lámpara con la efigie de San Abdón, pertenecientes a una basílica cristiana que se supone del siglo V. Este último testimonio arqueológico está respaldado por los códices de los concilios de Toledo en donde se habla de los obispos asistentes procedentes de Illici (Elche). La mayor parte del yacimiento está todavía sin excavar.

Véase también[editar · editar código]

Enlaces externos[editar · editar código]