Logo Vikidia.png
¡Te cuidas, me cuido!
Juntos podemos prevenir el COVID-19

Infórmate más aquí

Logo Vikidia.png

Eyaculación nocturna

De Vikidia
(Redirigido desde «Polución nocturna»)
Saltar a: navegación, buscar

Una polución o eyaculación nocturna es la acción involuntaria de eyacular mientras uno duerme.

Motivos[editar · editar código]

Especialmente durante la adolescencia debido a los cambios hormonales que se producen por causa de la pubertad, algunos varones suelen tener sueños con contenido sexual.

Mientras dormimos, nuestro cerebro continúa en actividad e incluso sigue enviando y recibiendo información hacia y desde distintas partes del cuerpo. Debido a esto, cuando soñamos -por ejemplo- que corremos y nos despertamos, a menudo estamos transpirados, agitados y el corazón late muy rápido. De este mismo modo, al haber elementos sexuales en un sueño el varón se excita y se producen varios cambios en el cuerpo (entre los visibles, la erección del pene).

Dependiendo de lo que ocurra en el sueño y la duración de este, puede producirse la eyaculación estando dormido. Esto ocasionará que, al despertar, la ropa interior se perciba húmeda y, en ocasiones, hasta algo manchada.


Cute-Ball-Help-icon.png ¿Nocturnas?

El hecho de que se las llame cotidianamente como eyaculaciones nocturnas no quiere decir que sólo se produzcan durante la noche. Se producen en cualquier momento del día siempre y cuando uno esté durmiendo.

¿Lo sabías?


Adolescencia[editar · editar código]

La primera eyaculación nocturna, al igual que la menstruación en la mujer, a veces se toma como el comienzo de la adolescencia. Esto se debe a que es un signo de que ya se encuentra en la pubertad porque su cuerpo ya fabrica semen.

Sin embargo, hay personas que no tienen poluciones y, por otro lado, el desarrollo del sistema reproductor masculino comienza bastante antes. Es decir que esto no es completamente cierto: el no tenerlas no significa que los genitales no hayan madurado ni mucho menos que haya algún problema en el desarrollo físico.

Recomendaciones[editar · editar código]

Por su religión, costumbres u otros aspectos culturales, algunas personas pueden sentir vergüenza y hasta culpa por tener sueños de este tipo. Es importante comprender que no hay forma de controlar lo que uno sueña, por lo que no hay ningún motivo por el cual sentirse mal.