Icon tools.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Icon tools.png

Masturbación

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar

La masturbación es la acción de frotarse, acariciarse o estimularse a uno mismo algunos órganos de los sistemas reproductores tales como el pene, el clítoris, los senos, la vagina, etc.

Finalidad[editar | editar código]

La finalidad de la masturbación es la de producirse placer sexual e incluso alcanzar el orgasmo. También, especialmente durante la adolescencia, es usado como método para descargar la tensión nerviosa.

Modos[editar | editar código]

La masturbación puede practicarse de diversos modos. Los hombres suelen usar sus manos para retraer una y otra vez el prepucio o para frotar el glande hasta la eyaculación, aunque otros lo hacen rozando el pene contra alguna superficie suave. Las mujeres también pueden emplear sus manos para palpar su clítoris y sus pezones, aunque también algunas introducen sus dedos u objetos especialmente construidos para esto dentro de su vagina una y otra vez.

Moral[editar | editar código]

Por naturaleza, la función de los órganos genitales es la de concretar la reproducción para generar nuevas vidas y así asegurar la persistencia de la especie humana.

Por consiguiente, los moralistas consideran que la masturbación atenta contra el orden natural de las cosas y, por consiguiente, es inmoral.

Religiones como la católica apostólica romana se basan en este argumento y otros relacionados para rechazar esta práctica.

Mitos[editar | editar código]

Como, a veces, la explicación moral natural no era suficiente, a lo largo de la historia se inventaron a propósito o accidentalmente mitos que asustan y llevan a evitar la práctica de la masturbación.

Es así que aún circulan falsedades tales como que la masturbación produce locura, genera acné, hace crecer cabello en las palmas de las manos, puede provocar ceguera, hace perder el interés o generar adicción por el sexo, disminuir la fertilidad y muchas otras.

La comunidad científica ha llegado a la conclusión de que, médicamente, no produce ningún daño en el cuerpo y que todos estos mitos son falsos.

Salud[editar | editar código]

Si bien no produce ningún daño físico y mental, cabe hacer algunas advertencias:

  • Si una persona practica la masturbación sin convicción o con culpa, esto puede afectarla psicológicamente.
  • Los psicólogos y otros especialistas aseguran que la práctica de esta actividad permite el autodescubrimiento del cuerpo y ayuda a que uno pueda sentirse cómodo consigo mismo.
  • El uso de productos extraños al realizar esta actividad pueden provocar irritación o dolor.
  • Siempre es necesario y saludable mantener la higiene tanto en tus genitales como en el resto de tu cuerpo.

En cualquiera de los casos, procura cuidar tu cuerpo y tu mente. Si tienes dudas acerca de este tema, procura informarte bien en Internet (en sitios que hablen seriamente sobre ello) y/o a través de un profesional de salud.

Bibliografía[editar | editar código]

  • Mi cuerpo está cambiando, Instituto de Salud Reproductiva, Georgetown University y Family Health International (2005). ISBN 0-939704-84-6
  • Conversando sobre sexo, Marta Suplicy. ISBN 950-12-2512-7