Logocurvo.png
Logocurvo.png
¿Nos ayudas creando los artículos esenciales?
BiografíasHistoriaTecnologíaFilosofíaReligiónDeportes
Última modificación el 30 abr 2016, a las 18:37

Organismo pluricelular

Los hongos, un ejemplo de organismo pluricelular.

Los organismos que están formados por más de una célula se llaman pluricelulares o multicelulares. Las plantas, los animales y los hongos (excepto las levaduras) son organismos pluricelulares. La mayoría de los seres vivos que vemos habitualmente están formados por millones de células.

InformaciónEditar

Los organismos multicelulares -como plantas, animales y algas pardas- surgen de una sola célula la cuál se multiplica generando un organismo.

Células de la piel de tomate a 600x aumentos.

En muchos organismos pluricelulares, las células se especializan y así diferentes grupos de células realizan distintas funciones. Por ejemplo, en una planta, las células que poseen clorofila, realizan la fotosíntesis, y las de la raíz absorben agua y minerales del suelo. Un conjunto de células diferenciadas de manera similar que llevan a cabo una determinada función en un organismo multicelular se conoce como un tejido.

En un gato, por ejemplo, existen células que se encargan de la defensa del organismo, otras que transportan oxígeno por todo el cuerpo y otras diferentes que, cuando se acortan, le permiten mover distintas partes del cuerpo. Es decir que ninguna célula realiza todas las funciones vitales del organismo. Están organizadas y colaboran para realizar en conjunto todas las funciones.

Las distintas células que forman a los organismos pluricelulares son microscópicas. Es por eso que la diferencia en el tamaño entre una ballena y una lagartija no se debe al tamaño de las células sino a la cantidad que tiene cada animal. De acuerdo a los parámetros establecidos por la biología, se consideran heterótrofos a todos los seres vivos que requieren de otros para alimentarse, es decir, que no son capaces de producir su alimento dentro de su organismo si no que deben consumir elementos de la naturaleza ya constituidos como alimentos, ya sintetizados por otros organismos. Entre los heterótrofos más destacados sobresalen todos los animales, las bacterias y el ser humana