Snowflake SVG animation.svg
¡Vikidia te desea una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2020!

¡Anímate a colaborar en Vikidia! Créate una cuenta y disfruta de múltiples beneficios.

Xmas tree.svg

Feudalismo

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Representación de los distintos estamentos en forma de pirámide.

El feudalismo fue un sistema político, social y económico que se formó durante la Edad Media en Europa, entre los siglos IX y XIII. La base de este sistema es la relación entre el señor feudal y sus vasallos.

El feudalismo surgió cuando el poder del rey se debilitó y el de los nobles se fortaleció, después de la muerte de Carlomagno. Además, durante el siglo IX hubo numerosas invasiones bárbaras que provocaron inseguridad, porque los reyes no tenían los recursos suficientes para proteger a sus súbditos. Gracias a esto, aparecieron los señores poderosos que protegían a los débiles. Por otro lado, los débiles debían ceder sus tierras y obedecer a su señor. Al final, la autoridad de los nobles sustituyó a la del rey.

Las ciudades dejaron de ser lugares importantes. Toda la actividad económica y social se desarrollaba en los feudos, y en consecuencia el comercio se estancó. La economía se basaba en la agricultura y en la autarquía o autosuficiencia, es decir, solo consumían los productos de su propio feudo.

También se dividió la sociedad en estamentos. En estos estamentos se distinguen los grupos privilegiados (nobleza y clero) y los no privilegiados (campesinos y siervos). La manera de saber si alguien era privilegiado o no era buscando el estamento de sus antepasados. Un hijo de noble siempre sería noble, y un hijo de campesino siempre sería campesino.

Estamentos[editar · editar código]

Los estamentos se dividían en dos grupos: los privilegiados y los no privilegiados.

  • Privilegiados
    • Rey: Era el máximo gobernante político de un país.
    • Nobleza o señores feudales: Se encargaba de defender el país de invasiones, de proteger sus vasallos, de hacer la guerra y de impartir justicia. Eran propietarios de castillos. Tenían distintos títulos según su importancia (duque, conde, marqués...)
    • Clero: Formado por monjes y sacerdotes, consagraban su vida a Dios de distintas formas. Cada monasterio tenía una propiedad que administraba como si fuera un feudo. Los obispos y arzobispos eran como los señores feudales de la Iglesia
    • Caballeros: Eran hombres que se encargaban de defender al feudo y su población. Luchaban a caballo (de aquí el nombre) y usaban varias armas, como lanzas, mazos y escudos.
  • No privilegiados
    • Campesinos o villanos: Se ponían bajo la protección de señores feudales trabajando sus tierras. Pagaban al señor con parte de la cosecha.
    • Siervos: La mayor parte de la población eran siervos. Estaban obligados a trabajar como esclavos, y no disfrutaban de los derechos más básicos.

Relación de vasallaje[editar · editar código]

El rey daba a los señores feudales un feudo (un castillo con tierras) y los convertía en vasallos. A cambio, los señores juraban fidelidad al rey y prometían ayudarlo militarmente. Además, los señores feudales también tenían sus propios vasallos, que eran nobles de menor rango. Estos vasallos de los señores también se ponían bajo su protección y le ayudaban militarmente.

El homenaje de las investiduras era el nombre de la ceremonia donde el futuro vasallo juraba fidelidad a su señor. En esta ceremonia, el vasallo, desarmado, se arrodillaba con sus manos entre las de su señor. A continuación, se juraba fidelidad sobre la Bíblia o alguna reliquia religiosa. Finalmente, el señor entregaba un símbolo de investidura (un puñado de tierra, una bandera, un anillo, una espada...) que representaba el cierre del pacto.

Feudo[editar · editar código]

El feudo era el conjunto de bienes que el rey daba a los señores feudales. El feudo incluía tierras de cultivos, el derecho a explotarlas y la población que habitaba. Los feudos tenían varias partes:

  • Castillo: Lugar donde vivía el señor feudal.
  • Tierras Comunales: Tierras que pertenecían a todos los habitantes del feudo. Por ejemplo, bosques o lugares para pasturar.
  • Aldeas: Lugar donde vivían los habitantes del feudo.
  • Mansos: Tierras que el señor cedía a los campesinos. Para que los campesinos tuvieran derecho a un manso debían jurar fidelidad a cambio de protección. Además, también tenía que trabajar las tierras de la reserva señorial unos días por semana y pagar impuestos por la explotación de los mansos y el uso de recursos del feudo (molinos, madera...).
  • Reserva Señorial: Tierras reservadas para el señor feudal, cultivadas por los siervos.

Deberes del señor[editar · editar código]

Los señores feudales tenían esos deberes:

  • Ceder el manso a los campesinos.
  • Proteger a sus vasallos y los habitantes de su feudo militarmente.
  • Proteger a su gente con dinero.
  • Ceder tierras comunales.
  • El contrato de señor y vasallo era hereditario.

Comercio[editar · editar código]

El comercio fue casi inexistente. En ese entonces, las relaciones comerciales se limitaron, por parte del señor, a la compra ocasional de objetos de lujo o mercaderes ambulantes, y por parte de los campesinos, a pequeños intercambios entre vecinos. Asimismo, la producción artesanal declinó.