Logo Vikidia.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Logo Vikidia.png

Martín Lutero

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Artículo destacado
Martín Lutero

Martin Luther by Cranach-restoration.tif

Retrato por Lucas Cranach
Vida
Nacimiento 10 de noviembre de 1483
Eisleben, electorado de Sajonia, Alemania
Muerte 18 de febrero de 1546
íbidem
País Flag of Germany.svg Alemania
Datos importantes
Profesión Teólogo
Religión Católica

Martín Lutero (10 de noviembre de 1483; Eisleben, condado de Mansfeld, Alemania; 18 de febrero de 1546, íbidem) fue un teólogo y monje católico, famoso por iniciar el movimiento de la reforma protestante, en la cual planteó diversos cambios a las creencias de la Iglesia Católica en Alemania, haciendo énfasis en la gracia divina y la lectura de la Biblia por los creyentes. También es conocido por ser el traductor de la Biblia al alemán.

Biografía[editar · editar código]

Infancia[editar · editar código]

Casa de Martín durante su estadía en Einsenach

Martín Lutero nació el 10 de noviembre de 1483, en un pueblo de la región de Mansfeld llamado Eisleben. Sus padres fueron Hans Luder y Margarethe Linndeman, unos campesinos provenientes de Möhra. Martín fue bautizado al día siguiente, donde recibió su nombre en honor a San Martín de Tours.

Debido a que en Eisleben tenían dificultades económicas, la familia de Lutero se mudó a la ciudad de Mansfeld. A los cuatro años, sus padres lo enviaron a la escuela, y a los 15, ingresó a la Hermandad de la Vida Común en Magdeburgo. Unos meses después, ingresó a la escuela de latín de San Jorge, en Einsenach. En 1501, ingresó a la universidad de Érfurt. Allí tuvo la oportunidad de consultar una edición de la Biblia en latín, un objeto que en su época era rarísimo. Después de obtener su bachiller y su maestría, su padre empezó a presionarlo para estudiar derecho.

Vida monástica[editar · editar código]

Estudiando en Érfurt, Lutero acostumbraba visitar a sus padres en Mansfeld. En uno de esos viajes, de regreso a la universidad, una fuerte tormenta lo sorprendió, y él creyó que moriría. Martín juró a Santa Ana, patrona de los mineros de Mansfeld, que si sobreviviera, dedicaría su vida a Dios. Dos semanas después, Lutero abandonó la universidad y solicitó ser admitido en la Orden de San Agustín. La decisión enfureció a su padre, quien lo desheredó, aunque más tarde se reconciliaron, pues la familia tenía muy pocos hijos. Martín pronunció sus votos en 1506, y se ordenó sacerdote en 1507.

Docencia en Wittenberg[editar · editar código]

En el monasterio, Martín conoció a Johann von Staupitz, vicario de la orden agustina. Pronto se volvieron amigos. Staupitz notó la preocupación constante de Martín por el castigo divino, así que le aconsejó estudiar teología en la universidad. Staupitz también envió a Martín como profesor suplente en la Universidad de Wittenberg.

A finales de 1510, Martín fue enviado a Roma para resolver ciertos problemas entre los monasterios alemanes. En los cinco meses que estuvo allí, Martín observó la situación política y religiosa del momento, aunque no pudo resolver el problema. Después, Martín se mudó definitivamente a Wittenberg. Allí, continuó sus estudios, y en 1512 se graduó como doctor en la Biblia; más tarde, fue nombrado vicario de la orden agustina.

Las 95 tesis[editar · editar código]

Influido por las ideas de Erasmo de Rotterdam, Martín empezó a estudiar la Biblia en sus lenguas originales, es decir, griego y hebreo, de ese modo fue formando su propia interpretación sobre la salvación cristiana.

En aquellos días, el papa León X organizaba la construcción de la Basílica de San Pedro. La construcción costaba mucho dinero, por lo que se permitía la venta de reliquias e indulgencias, es decir, documentos emitidos por la Iglesia Católica por medio de los cuales se otorgaba el perdón de los pecados de un feligrés. En Wittenberg, el cardenal Albretch von Brandenburg encomendó la venta de indulgencias al fraile dominico Johann Tetzel. Cuando Martín se enteró de la situación, empezó a predicar en contra de las indulgencias, y se dirigió a distintos teólogos para debatir el tema. Como había poco interés entre los teólogos, el 31 de octubre de 1517, Martín colocó en la puerta del palacio de Wittenberg sus argumentos en 95 tesis. Los documentos, redactados en latín, discutían la utilidad de las indulgencias y el papel del papa. Aunque en un principio fue ignorado por la Iglesia, la imprenta, recién inventada, ayudó a que sus tesis se difundiesen por todo el Imperio, donde diversos académicos empezaron a discutir sus ideas. Cuando Lutero empezó a ganar popularidad y admiración, Albretch denunció a Martín ante las autoridades católicas.

Reacción inicial de la Iglesia[editar · editar código]

Tommaso de Vio Caetano fue elegido por el Vaticano para hacer retractar a Martín, por lo que se reunió con él en Augsburgo, en octubre de 1521. La reunión fue un fracaso, pues ninguna de las dos partes cedió. Como Caetano podía arrestarlo si no se retractaba, Martín huyó a Wittenberg.

Mentras tanto, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Maximiliano I de Habsburgo, falleció. Inmediatamente se empezó a organizar la elección del próximo emperador. Para entonces, muchos nobles ofrecieron apoyo a Lutero, en especial Federico III de Sajonia, popularmente conocido como Federico el Sabio. Federico gobernaba Wittenberg, y era uno de los electores del futuro emperador del imperio, así que el papa buscó mantener buenas relaciones con él, y se dejó de perseguir a Lutero por un tiempo. Karl von Miltitz fue enviado por el papa para negociar con Lutero: se acordó no discutir las tesis, hasta que el momento de tensión pasase; después, se discutiría el tema con los mejores teólogos. Martín accedio, y el trato sólo se rompió cuando Johannes Eck, un teólogo de la Universidad de Ingolstadt sustuvo un debate con Martín en junio de 1519.

Excomunión de Lutero y Dieta de Worms[editar · editar código]

Dieta de Worms

La eleccón del nuevo emperador del Sacro Imperio, Carlos V, supuso un gran apoyo para la Iglesia Católica. El 15 de junio de 1520, fue publicada la bula papal «Exsurge Domine» que exigía la retractación de Martín, y una serie de restricciones. El asunto se complicó el 10 de diciembre, cuando Martín quemó la bula que lo amenazaba en una quema pública de las doctrinas católicas organizada por su amigo Phillip Melanchthon. Por eso, el Vaticano excomulgó a Lutero el 3 de enero de 1521 en la bula «Decet Romanum Pontificem».

Aún después de la excomunión de Martín, sus ideas ocasionaban problemas. Algunos nobles, argumentando estar de acuerdo con las doctrinas de Lutero, ocuparon propiedades de la Iglesia Católica. Carlos V, quien deseaba usar la religión católica para mantener la unidad del imperio, organizó la dieta de Worms, para juzgar a Lutero. Aunque se propuso Roma como lugar de la dieta, Federico el Sabio logró convencer a Carlos de mantener a Martín dentro de Alemania, y de otorgarle protección durante la dieta. En ella, se exigió a Martín retractarse de sus ideas, o sería condenado a muerte. Como Martín no se rectractó, la dieta lo condenó a muerte, pero no sería arrestado, pues Martín aprovechó su protección para huir a Wittenberg.

Secuestro en Wartburg[editar · editar código]

En camino a Wittenberg, Martín fue secuestrado por caballeros de Federico el Sabio el 4 de mayo de 1521, gracias a un plan diseñado por el consejero de Federico, George Spalatin, para proteger a Martín sin involucrar directamente a Federico. Martín fue recluido alrededor de un año en el Castillo de Wartburg, en la región de Einsenach. Allí, Martín tradujo el Nuevo Testamento al alemán, hasta que regresó a Wittenberg en marzo de 1522, casi un año después.

Matrimonio y muerte[editar · editar código]

Martín contrajo matrimonio el 13 de junio de 1525 con Katharina von Bora, una monja que había escapado del convento de Nimbschen. Tuvieron siete hijos, aunque dos fallecieron a temprana edad.

Ya enfermo, y entristecido por la muerte de su hija Magdalena, en 1546, Martín fue a Eisleben para arreglar algunos problemas familiares. Aunque logró solucionarlos, no pudo regresar a Wittenberg, y falleció el 18 de febrero de 1546. Fue sepultado en Wittenberg 4 días después.

Antisemitismo[editar · editar código]

«Sobre los judíos y sus mentiras»

Lutero tuvo diferentes opiniones sobre la comunidad judía durante su vida. Al principio, él estaba muy preocupado por convertir a los judíos al cristianismo, pues creía que los judíos rechazaban al cristianismo por los constantes abusos que sufrían por los cristianos, y porque éstos les presentaban un mensaje distorsionado del Evangelio. Argumentaba que Jesucristo fue judío, y condenó el maltrato a los judíos. Con el paso del tiempo, Martín cayó en la cuenta de que esa no era la razón, y entonces, atacando fuertemente a los judíos.

Sobre los judíos y sus mentiras[editar · editar código]

Lutero escribió varios textos sobre el tema, el más conocido fue «Sobre los judíos y sus mentiras», en donde recomendaba quemar las sinagogas, a las que llamó «ramera incorregible», destruir sus objetos sagrados, confiscar sus bienes, y prohibirles predicar. Refiriéndose a ellos como «gusanos venenosos», Lutero sugería confinarlos a trabajar forzadamente en el campo, o desterrarlos de Alemania; y si todo esto llegaba a ser insuficiente, aprobaba el asesinato de judíos.

Algunos meses después, Lutero escribió «Del Nombre Incognoscible y las generaciones de Cristo», donde los comparaba con el diablo.

Influencias[editar · editar código]

Sus ideas antisemitas han tenido mucha repercusión. Desde antes de su muerte, sus escritos provocaron muchos disturbios contra los judíos, y la expulsión de algunos de ellos de las ciudades de Alemania. Pero la mayor consecuencia fue el desarrollo del antisemitismo durante el siglo XX, ideas que fueron tomadas por diversos grupos políticos, como el Partido Nazi. Muchos integrantes del partido justificaron sus ideas en los escritos de Lutero; por ejemplo, durante los Juicios de Núremberg, Julius Streicher defendió sus ideas, alegando que Lutero también hubiese sido juzgado por el tribunal si se hubiesen considerado sus obras como pruebas.

Actualmente, muchas iglesias luteranas han condenado oficialmente las posturas antisemitas de Lutero.

Obras[editar · editar código]

Lutero se preocupó por dejar escritas muchas de sus ideas, con el fin de que no se perdieran o modificaran. Por ello, publicó muchos libros en donde plasmaba esas ideas. Los más importantes son sus Catecismos. Algunos historiadores creen que algunos escritos fueron obra de otros reformadores amigos, como Melanchthon. Al publicarse como obra de Lutero, los escritos tenían mayor fama y relevancia, sin embargo, estas teorías no son muy aceptadas.

Catecismos luteranos[editar · editar código]

El Catecismo Mayor y el Catecismo Menor son catecismos donde Lutero habla sobre varios libros de la Biblia, y explican temas como los Diez Mandamientos, los credos apostólicos, los sacramentos, y la oración del Padre Nuestro, entre otras cosas. Mientras que el Catecismo Mayor fue escrito para los que los clérigos conocieran en detalle las ideas, el Catecismo Menor era un resumen del Mayor, y fue dirigido especialmente para educar a niños y jóvenes.

Legado[editar · editar código]

Martín Lutero fue el iniciador de la Reforma Protestante, aunque pronto tuvo colaboradores que lo ayudaron en mayor o menor medida. Sus ideas, al ser difundidas muy rápidamente por la imprenta, influyeron en muchos otros reformadores de Europa. La Iglesia Católica también reaccionó en un movimiento conocido como la Contrarreforma. Ambos movimientoshicieron aumentar el desarrollo de ideas, pues motivó a muchos intelectuales a proponer visiones teológicas y humanistas.

Lutero nunca consideró haber creado una nueva iglesia, sino que consideraba sus ideas como una reforma al catolicismo. Aún así, después de su muerte, diversos seguidores crearon diferentes iglesias que se empezaron a llamar a sí mismas «luteranas».

La traducción al alemán de la Biblia que Lutero realizó ayudó a estandarizar el idioma alemán, debido a que su biblia fue uno de los libros con mayor difusión de su tiempo, llegando a venderse cerca de cien mil copias en los primeros 30 años. También, gracias a ella, se promovieron nuevas traducciones de la Biblia a otros idiomas, y promovió la educación del idioma en Alemania.[1]

Conmemoración[editar · editar código]

En muchas iglesias luteranas, el 18 de febrero se conmemora a Lutero. Por otro lado, la Iglesia Anglicana lo hace el 31 de octubre.

Referencias[editar · editar código]

Bibliografía[editar · editar código]

  • José López. Lutero en dos patadas. Sociedad Bíblica de México, A.C. Impreso en México, 2011.