Ciudad Autónoma de Buenos Aires

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Localización de Buenos Aires en Argentina
Climograma de la ciudad Autónoma de Buenos Aires
Calle Caminito en el Barrio de La Boca

La ciudad de Buenos Aires, o simplemente Buenos Aires es la capital de Argentina, ubicada en el hemisferio sur del continente americano, latitud 34º 36' y longitud 58º 26'. La ciudad se extiende sobre un terreno llano, y tiene una superficie de 202 km cuadrados. Viven allí aproximadamente tres millones de personas. Sumando la población del área metropolitana, la población total supera los 10 millones de habitantes, lo que la convierte en uno de los 10 centros urbanos más poblados del mundo.

El Río de la Plata y el Riachuelo son sus límites naturales hacia el este y el sur. La avenida de circunvalación General Paz, que bordea la ciudad de norte a oeste, completa el límite de la ciudad. Esta avenida enlaza de manera rápida la capital con el Gran Buenos Aires, una franja de alta concentración de habitantes y fuerte actividad.

Clima[editar | editar código]

El clima de Buenos Aires es regular todo el año. La temperatura media anual de 18º torna escasos los días de calor y frío intensos, lo que permite pasear por la ciudad en cualquier época.

El mes más frío es julio. Aunque no se presentan heladas, es necesario salir con un abrigo de lana, una campera o sobretodo y bufanda. En invierno el frío es moderado durante el día, pero por las noches baja considerablemente la temperatura.

En verano, el calor es húmedo. Las mañanas son calurosas, muy calurosos los mediodías y las primeras horas de la tarde. A la noche, la temperatura desciende levemente, por lo que se usa ropa fresca y liviana, y no hay necesidad de abrigos.

Las temporadas más lluviosas son el otoño y la primavera (de marzo a junio y de septiembre a diciembre). Son generalmente lloviznas o lluvias breves que no impiden el desarrollo de las actividades y permiten salir, con un paraguas o un impermeable.

En los días soleados de otoño y primavera las mañanas son frescas, la temperatura sube en forma agradable hacia el mediodía y desciende por la noche.

Historia[editar | editar código]

Buenos Aires fue fundada dos veces: la primera, en 1536. Don Pedro de Mendoza, colonizador español, estableció el primer asentamiento. Lo nombró: Ciudad del Espíritu Santo y Puerto Santa María del Buen Ayre. La segunda –y definitiva–, en 1580. Juan de Garay denominó el sitio Ciudad de Trinidad.

En el siglo XIX el puerto fue el punto de llegada de la gran corriente inmigratoria promovida por el Estado argentino para poblar la nación. Españoles, italianos, sirio-libaneses, polacos y rusos le imprimieron a Buenos Aires la mezcla cultural que la distingue.

A lo largo del siglo XX, sucesivas migraciones —internas, de países latinoamericanos y de Oriente— terminaron de conformar a Buenos Aires como una ciudad cosmopolita en la que conviven personas de diversas culturas y religiones.

Costumbres[editar | editar código]

Imagen del asado, un tradicional aperitivo argentino.

Buenos Aires ha sido siempre una ciudad de puertas abiertas. A sus habitantes se los llama “porteños”, gentilicio que alude a la condición portuaria de la ciudad. Al habitante de la provincia de Buenos Aires se lo llama “bonaerense”.

El espíritu de los porteños es cordial y hospitalario: suelen organizar comidas en sus casas para agasajar a los turistas con platos típicos.

La infusión característica es el mate. Se prepara echando agua caliente en un pequeño recipiente del mismo nombre que contiene yerba mate. Algunos le echan azúcar; la mayoría prefiere "un amargo".

Idioma[editar | editar código]

El idioma oficial de la Argentina es el castellano. Lo más distintivo es el uso del "vos" en lugar del "tú" para el trato informal, y el uso del "che" para dirigirse a otra persona.

El “che” es una muestra de confianza y se usa para llamar la atención del interlocutor y permite dirigirse a alguien sin pronunciar su nombre: "che, ¿me podés decir la hora?".

El inglés y portugués son hablados por la mayoría de las personas involucradas en actividades turísticas. Los porteños, además, suelen entender sin mayores dificultades a quienes hablan italiano.

Nivel sanitario[editar | editar código]

No hay obligación ni necesidad de aplicarse ninguna vacuna antes de entrar a Buenos Aires, ya que es una ciudad segura desde el punto de vista sanitario. El agua de la red pública es potable. Los hospitales públicos —que están a disposición del turista— atienden urgencias las 24 horas del día en forma gratuita. Los profesionales médicos son reconocidos, a nivel mundial, como de excelente nivel. El servicio de ambulancias para emergencias (SAME) es gratuito.

Seguridad[editar | editar código]

Buenos Aires es una ciudad segura, pero como en toda gran metrópoli del mundo, hay que tomar ciertos recaudos. Por ejemplo, no dejar bolsos y carteras colgados de sillas en lugares públicos ni caminar de noche por calles poco iluminadas.

Además, en toda la ciudad, especialmente en los corredores turísticos, la Guardia Urbana está presente para orientar, brindar información y ayuda, actuar frente a situaciones de riesgo y emergencia. El cuerpo funciona coordinadamente con las fuerzas de seguridad, bomberos, servicio de emergencias médicas y otras dependencias del Estado. La Guardia Urbana actúa en todo el territorio de la Ciudad durante 24 horas todos los días del año.

Por último, la Comisaría del Turista atiende denuncias de los turistas víctimas de delitos, robos, hurtos, extravíos, paraderos y desencuentros. Actúa en prevención del delito y asiste en trámites especiales ante embajadas o consulados.

Enlaces externos[editar | editar código]