Icon tools.png
¡Anímate a colaborar en Vikidia, créate una cuenta!
Si lo haces, tendrás muchos beneficios.
Icon tools.png

Ferrocarril

De Vikidia
Saltar a: navegación, buscar
Dos vías férreas

Una vía férrea, también llamada vía de ferrocarril es un camino construido para transporte ferroviario de personas y mercancías.

Composición de las vías[editar | editar código]

Una vía férrea por lo general consta de dos raíles de acero, que están dispuestos espaciados y de forma paralela. Los dos carriles se mantienen en el suelo por medio de juntas de madera llamadas traviesas. El conjunto se mantiene sobre un material pesado formado por una acumulación de piedras llamado balasto. Las traviesas y el balasto permiten a los rieles estar fijados sólidamente al suelo y evitar que se muevan cuando circula un tren.

A diferencia de las carreteras, las vías férreas no tienen intersecciones entre ellas. Los únicos cruces que tienen los trenes son los pasos a nivel, donde siempre tienen prioridad.

Para cambiar de vía en un recorrido, un tren debe tomar un desvío o cambio de agujas. Los desvíos pueden realizarse manualmente o a distancia, eléctricamente. En algunas vías, especialmente en las estaciones de viajeros y en las estaciones de carga, existen muchos desvíos o cambios de agujas.

Utilización de las vías[editar | editar código]

Las vías férreas permiten la circulación de convoyes: trenes, metro, tranvías. Estas máquinas funcionan con electricidad. A lo largo de la vía se disponen diversas torres de conducción eléctrica, generalmente por encima de las vías (o por el suelo) para permitir el funcionamiento de los trenes. Hay también locomotoras de combustible diesel.

Hace muchos años, en Europa, las unidades de tracción eran locomotoras de vapor Los diferentes vehículos ferroviarios están en contacto con las vías a través de las rueda de pestaña que permiten rodar sobre los raíles.


Lo sabías.png
¿Lo sabías?
    El ferrocarril en Suiza

En Suiza, todas las vías están electrificadas, es decir, equipadas con una catenaria (conjunto de cables a través del cual el tren capta la electricidad que le permite circular sin necesidad de combustible).


Los diferentes tipos de vías[editar | editar código]

El tren AVE circulando por su vía especial.

Hay diferentes tipos de vías: las principales que se utilizan para el movimiento de la mayoría de los trenes, las vías de servicio para las operaciones de maniobra; las vías de garaje, que se utilizan como lugar de aparcamiento de material rodante. También hay vías especiales para las líneas de alta velocidad.

Así, en España, el AVE, no puede alcanzar la velocidad máxima en una vía principal estándar. Las vías por las que circula están diseñados especialmente para que pueda alcanzar gran velocidad, sin alcanzar a otro tren y sin descarrilar.

En las estaciones, las vías principales tienen andenes para pasajeros o para la carga y descarga de mercancías. En la mayoría de los países, la compañía de ferrocarriles asigna números y letras a las vías de manera que se garantice el buen funcionamiento de la estación. De hecho, los viajeros reciben información para saber qué tren deben tomar y en qué vía se encuentra.

Véase también[editar | editar código]